Piden cese de lucha miliciana en Siria

Un ignoto líder de uno de los grupos insurgentes más poderosos de Siria pidió a sus camaradas que cesen la lucha entre milicianos en los territorios ocupados por la oposición, y advirtió que amenaza con minar los avances logrados contra las fuerzas del gobierno.

La grabación de Abu Mohammed al-Golani, cabeza del extremista Frente Nusra, destacó la gravedad de los enfrentamientos entre una caótica mezcla de brigadas de insurgentes sirios del Estados Islámico de Irak y el Levante, ligado a al-Qaida.

"Los extranjeros y partidarios pagarán el precio de perder este gran terreno de lucha yihadista", dijo al-Golani en una grabación descargada en un portal islamista de internet. "El régimen (del presidente Bashar Assad) revivirá estando al borde de su desaparición. Occidente y los chiíes encontrarán un lugar para incorporarse a esta batalla", agregó.

La lucha interna comenzó el viernes, después que los residentes indicaran que los combatientes extremistas torturaron y mataron a un conocido médico en la ciudad norteña de Alepo.

Se extendió desde la norteña provincia de Alepo a la vecina Idlib, y luego a la provincia oriental de Raqqa, un reducto del Estado Islamista en Irak, la campaña más grave entre insurgentes desde el comienzo del levantamiento contra Assad en marzo del 2011.

Esa lucha agrega otro nivel de complejidad al conflicto sirio, a menos de tres semanas de una conferencia internacional de paz para solucionar la guerra civil.

El Frente Nusra y su grupo rival ligado a al-Qaida, el FIIL, son ideológicamente similares, las dos son organizaciones extremistas islamistas leales a al-Qaida. Empero, el Frente Nusra está dominado por combatientes sirios, y da prioridad al derrocamiento de Assad. El FIIL aspira a construir un estado islámico.

Desde marzo se ha afincado en áreas controladas otrora por otros insurgentes.

Las tensiones contra el grupo extremista estuvieron latentes durante meses, por detener a los corresponsales extranjeros, activistas sirios, milicianos rivales y otros críticos a su gobierno. Detuvieron además a ciudadanos por presuntas desobediencias a sus normas extremistas.

Esas quejas aumentaron porque el Estado Islámico de Irak y el Levante y su liderazgo están integrados mayormente por extranjeros, lo que empeoró el resentimiento.

"Las políticas equivocadas que practicó el FIIL tuvieron un importante cometido en desatar este conflicto", dijo al-Golani. Agregó que intentan formar un consejo para detener la lucha.

________

El periodista de AP Albert Aji contribuyó desde Damasco y Zeina Karam desde Beirut a este artículo.