Acusado de fuego en consulado escuchaba voces

Un ciudadano chino dijo a las autoridades tras entregarse a la policía que provocó el incendio en el consulado chino en San Francisco porque estaba escuchando voces.

Yan Feng, de 39 años y de Daly City, dijo que trató infructuosamente de usar su pasaporte para encender gasolina que había vertido sobre la puerta y la escalera de entrada al consulado el 31 de diciembre, según una declaración jurada del FBI.

Nadie resultó lesionado en el incendio, que chamuscó una puerta y dañó el recibidor del edificio.

David J. Johnson, jefe de la oficina del FBI en San Francisco, dijo el lunes que Feng fue arrestado en su casa el viernes después que llamó a la policía en Daly City, un suburbio de San Francisco.

El individuo, que es residente permanente, se presentó por primera vez ante el tribunal el lunes bajo cargos de causar daño a la propiedad de un gobierno extranjero y causar un incendio intencional.

Johnson dijo que la investigación del caso sigue adelante pero que el FBI opina que no tuvo que ver nada con terrorismo, política o derechos civiles. "Estamos investigando como un asunto puramente penal", dijo.

En una entrevista con agentes del FBI, Feng dijo que compró la gasolina en una estación cerca del consulado, entonces condujo hasta el lugar y colocó dos contenedores con el líquido en la puerta. Feng entonces usó un encendedor para incendiar la gasolina antes de marcharse, indicó la declaración jurada.

Dos días después, Feng llamó a la policía de Daly City y se identificó en chino como la persona que "provocó el incendio" frente al edificio del gobierno chino, según una traducción de la grabación por parte del FBI.

El agente de FBI Michael P. Eldridge indicó en la declaración jurada que tras informarle de su derecho de no decir nada, Feng dijo a los agentes que "atacó el consulado chino debido a voces que escuchaba en chino y que tenía que hacerlo". El documento no ofrece más explicaciones.

La fiscalía federal declinó comentar sobre el caso y no fue posible comunicarse con el abogado de oficio de Feng, Steven Kalar.