Juez: Prohibición de armas es inconstitucional

Un juez federal ha abierto una puerta potencial a un nuevo mercado para las armerías al declarar que las ordenanzas de Chicago que prohíben la venta de armas de fuego dentro de los límites municipales, en un esfuerzo por reducir la violencia, son inconstitucionales.

El juez federal de distrito Edmond E. Chang dijo el lunes que aunque el gobierno tiene el deber de proteger a los ciudadanos, también está obligado a proteger los derechos constitucionales, entre ellos el derecho a la tenencia de armas para defensa propia. Sin embargo, el juez dio que suspende temporalmente los efectos de su decisión, lo que significa que las ordenanzas siguen en vigor mientras el gobierno municipal decide si apela.

La decisión es la impugnación más reciente de lo que algunos dicen son las leyes más estrictas de control de armas de fuego del país. En 2010 la Corte Suprema echó abajo la prohibición municipal a las armas de fuego en la ciudad, que estaba en vigor desde hacía mucho tiempo. Y el año pasado un tribunal federal de apelaciones obligó a los legisladores de Illinois a aprobar una ley que permitiera el porte oculto de armas de fuego. En ese momento Illinois era el único estado del país que prohibía el porte oculto de armas de fuego.

La ley en cuestión retiró a las autoridades en la ciudad y el Condado Cook el poder para normar las armas, lo que molestó particularmente a los funcionarios de Chicago, donde los vecinos tenían que solicitar los permisos de porte oculto de armas a través de la policía.

Todd Vandermyde, cabildero de la National Rifle Association, organización que defiende la tenencia de armas, alabó la decisión al decir que un juez federal nombrado por el presidente Barack Obama "falló a favor de la Segunda Enmienda, lo que muestra lo desfasadas y excesivas que son las ordenanzas (de armas de fuego) de Chicago".

Roderick Drew, portavoz del departamento jurídico municipal de Chicago, dijo que el alcalde Rahm Emanuel no concuerda con el fallo del juez y ha indicado al asesor jurídico municipal que estudie opciones para regular la venta de armas.

"Todos los años la Policía de Chicago recupera más armas ilegales que en ninguna ciudad del país, lo que se debe a las poco estrictas leyes federales, así como de Illinois y de los estados vecinos, para comprar y transferir armas de fuego", dijo Drew. "Necesitamos leyes de control de armas más estrictas, no un mayor acceso a las armas en la ciudad".

El fallo del juez Chang fue sobre una demanda presentada por la Asociación de Minoristas de Armas de Fuego de Illinois y tres vecinos de la ciudad. El juez señaló que la prohibición cubre no sólo a distribuidores de armas con licencia federal sino también las armas regaladas entre familiares, todo en nombre de reducir la violencia con armas de fuego.

En su opinión de 35 páginas, Chang dijo que comprendía que Chicago implementó la prohibición con el fin de proteger a sus habitantes.

"Ese es uno de los deberes fundamentales del gobierno: proteger a los ciudadanos", escribió. "Pero otra parte del caso trata otra característica del gobierno: ciertos derechos fundamentales están garantizados por la Constitución, fuera del alcance del gobierno, como el derecho a la tenencia y porte de armas para la defensa propia, a tenor con la Segunda Enmienda".

Y agregó: "...las pruebas no apoyan que una prohibición total beneficia los propósitos que la ordenanza trata de lograr".

Chicago tuvo el año pasado más homicidios que ninguna otra ciudad del país. Funcionarios municipales han reconocido que la prohibición ha quedado debilitada debido la venta legal de armas en algunos suburbios y estados vecinos.

Kenneth Pacholski, coleccionista de armas de Chicago y uno de los demandantes, dijo que no tiene interés en vender armas y que sólo compra armas antiguas para coleccionarlas, pero dijo que la prohibición es poco razonable.

"Todas las personas que conozco que tienen armas legalmente son muy cuidadosas", dijo Pacholski, cuya esposa es otra demandante. "Yo soy un coleccionista, mis armas no van a ninguna parte a menos que yo lo sepa porque no quiero ser responsable de la muerte de alguien".

Mark Walsh, coordinador de campañas del Consejo de Illinois contra la Violencia con Armas, dijo que no estaba sorprendido con el fallo, sobre la base de recientes decisiones judiciales.

"No estoy seguro de cuál es el plan del municipio (en reacción al fallo), pero creo que obviamente hay que asegurar los distribuidores de armas de la ciudad conozcan quién tiene restricciones a la posesión de armas y no se las vendan", dijo.

La ciudad todavía tiene en vigor una prohibición a la posesión de armas militares.