NFL: Las revanchas marcan la segunda ronda

Los equipos visitantes salieron ganando en la ronda de comodines, pero la próxima etapa promete ser más exigente para los Saints, 49ers y Chargers al enfrentar a rivales que enfrentaron durante la temporada regular. Y los Colts, los únicos que pudieron triunfar en casa, tampoco la tienen fácil.

"Nos sacudieron la primera vez", declaró NaVorro Bowman, el estelar linebacker de los 49ers sobre los Panthers de Carolina, que hace dos semanas se llevaron una victoria en San Francisco. "Vamos a ajustar cuentas. Son los playoffs, hay que ganar o te vas a tu casa".

Los 49ers avanzaron tras ganar 23-20 en la glaciar Green Bay; Nueva Orleáns finalmente pudo conseguir un triunfo de postemporada como visitante al vencer 26-24 a Filadelfia; San Diego cantó victoria 27-10 en Cincinnati, que no había en toda la campaña como local; e Indianápolis que derrotó 45-44 a Kansas City con una impactante remontada tras ir perdiendo por 28 puntos.

El próximo sábado, Nueva Orleáns (12-5) visitará a Seattle (13-3), seguido por Indianápolis (12-5) en Nueva Inglaterra (12-4). En los duelos del domingo, San Francisco (13-4) acude a Carolina (12-4), mientras que Denver (13-3) recibe a San Diego (10-7).

Con la excepción del Colts-Patriots, todos los partidos son revanchas de duelos disputados en la fase regular de la temporada.

Además de la victoria 10-9 de los Panthers el 10 de noviembre en el Candlestick Park, los Seahawks vapulearon 34-7 a los Saints en Seattle, y los Chargers se impusieron 27-20 en Denver el mes pasado.

"Estamos jugando con solvencia y estamos inspirados, alcanzando nuestro mejor nivel en el momento ideal", dijo Eric Weddle, el safety que estuvo al frente de la férrea defensa de los Chargers ante los Bengals. "Somos un equipo al que hay que tomar en serio. Somos un grupo que se siente confiado, sobre todo en el segundo tiempo, en el último cuarto... No sentimos la presión".

Lo que se avista en los playoffs:

-Saints en Seahawks

Nueva Orleáns tuvo su peor desempeño de la temporada el 2 de diciembre en Seattle, que por entonces parecía invencible en casa. Pero los Seahawks mostraron cierta vulnerabilidad en el ruidoso CenturyLink Field al perder ante Arizona en su siguiente partido como local.

Esto puede estimular a los Saints, pero para ello precisarán emular la clase de asedio que la defensa de los Cardinals aplicó contra el quarterback Russell Wilson. Los Saints neutralizaron la ofensiva por tierra de Filadelfia, la mejor de la NFL. El running back de los Seahawks Marshawn Lynch no ha lucido muy bien en las últimas seis semanas.

-Colts en Patriots

Un duelo de quarterbacks que promete. Andrew Luck --la sensación del momento tras liderar la remontada de los Colts-- contra Tom Brady, tres veces campeón del Super Bowl.

"No hay duda que es un jugador completo y uno de los mejores quarterbacks de la liga", dijo el entrenador de los Patriots Bill Belichick el domingo. Hablaba sobre Luck.

Los Colts deben salir afilados y no quedar atrás en el marcador temprano. ¿Alguien se atreve a creer que sean capaces de revertir una desventaja de cuatro touchdowns ante los Patriots? La defensa de Nueva Inglaterra, su talón de Aquiles, ha mejorado en los últimos partidos y lo que los Chiefs hicieron ante la defensa de Indianápolis, incluso sin Jamaal Charles, debe poner de pelos de punta a los fanáticos de los Colts.

-49ers en Panthers

San Francisco sacó a relucir su versatilidad y experiencia en Green Bay. Los equipos más peligrosos son los que ganan en condiciones tan adversas y sin jugar en su mejor nivel.

Los Niners no tendrán que preocuparse con el frío en Carolina, pero deberán encontrar la manera de trasladar el balón ante una defensa de los Panthers que les silenció hace dos meses.

Se antoja un partido con escasa anotación, pero Colin Kaepernick (San Francisco) y Cam Newton (Carolina) son quarterbacks muy ágiles y creativos.

-Chargers en Broncos

Estas dos franquicias se han enfrentado 108 veces, pero esta será la primera vez que lo hagan en la postemporada.

Denver ganó en San Diego el pasado noviembre por ocho puntos, pero luego perdió en casa por siete ante los Chargers. San Diego llega en medio de una racha de cinco victorias seguidas, colándose en los playoffs, y despacharon a los Bengals con cierta facilidad.

Si los Chargers quieren darle pelea a la ofensiva trituradora de récords de los Broncos, encabezada por Peyton Manning, pues van a necesitar que su propio quarterback, Philip Rivers, responda con todo. Denver no olvida el fiasco del año pasado, en el que fueron eliminados por Baltimore a las primeras de cambio tras conseguir la mejor marca de la Conferencia Americana.