Presta juramento nuevo alcalde Boston

Una era política concluyó y otra comenzó el lunes cuando Martin Walsh prestó juramento como alcalde de Boston, reemplazando a Thomas Menino, el edil de más tiempo en el cargo en la historia de la ciudad, quien se retiró tras más de dos decenios en el cargo.

En declaraciones tras la juramentación, que se realizó en el Boston College, Walsh prometió que va a "escuchar, aprender y liderar".

El ex representante estatal demócrata y líder gremial dijo que Boston es una ciudad de coraje, de campeones y grandes sueños, e hizo notaren broma que incluso su madre estaba sorprendida de lo lejos que él había llegado.

Walsh, de 46 años, delineó varios objetivos generales de su administración, incluyendo crear empleos, poner fin a lo que llamó "la insensata violencia con armas de fuego" y mejorar las escuelas públicas de la ciudad.

Aunque hizo notar que los 40 homicidios registrados en Boston el año pasado fueron menos que el año previo, Walsh dijo que esa cifra era aún demasiado alta.

Dijo además que va a trabajar para fortalecer la economía y mejorar la transparencia en gobierno municipal, incluyendo nuevas reglas de revelaciones financieras y conflictos de intereses para funcionarios.

Walsh agradeció a Menino, que asumió el cargo inicialmente en 1993, diciendo que "su legado es ya una leyenda y su visión nos rodea".

Menino dejó el ayuntamiento por última vez el lunes por la mañana entre aplausos del personal. Más tarde, dijo en un mensaje en Twitter: "Gracias, Boston. Ha sido un honor y una emoción ser su alcalde. Sean tan buenos el uno hacia el otro como lo han sido conmigo".