Warriors, en su mejor racha desde 1975

Pocos recordaban la última vez que los Warriors enhebraron nueve victorias seguidas en una misma temporada. Quizás serán más los que rememoren dentro de unos años la gran jugada entre Stephen Curry y Andrew Bogut, para un enceste de antología.

Klay Thompson anotó 26 puntos y Golden State logró su noveno triunfo consecutivo, para meterse en su mejor racha desde 1975, al arrollar el domingo 112-96 a los Wizards de Washington.

Golden State convirtió el tercer periodo en una mera práctica de tiro a la cesta de los Wizards, con una ofensiva de 30 puntos contra cinco. En una jugada, Curry entró a la pintura y arrojó el balón contra el tablero. Bogut dio un salto espectacular y clavó a una mano.

"No sabía lo que iba a ocurrir", dijo Bogut, respecto del tiro que hizo Curry contra el acrílico. "No sabía si él dispararía o elevaría el balón, pero en cierto modo supe que no entraría. Sólo traté de llegar al lugar donde estaba el balón".

El australiano se quedó boquiabierto tras su enceste, y a manera de festejo estiró la mano con la que acababa de volcar.

Curry y Thompson se impusieron a John Wall y Bradley Beal en el duelo entre las duplas de escoltas con más puntos en la NBA. Curry aportó 14 unidades, al embocar cinco de 17 disparos, además de regalar sólo dos balones, una novedad para el jugador que más veces pierde el esférico en la liga.

Thompson acertó nueve de sus 14 disparos de campo, incluidos seis de nueve triples.

Wall totalizó 14 puntos y 10 asistencias, pero acertó apenas cuatro de 11 tiros. Encestó sólo uno de cinco disparos en ese tercer periodo que marcó la diferencia.

También por los Wizards, el brasileño Nené sumó 14 puntos, cuatro rebotes, cuatro asistencias y tres faltas, en 25:26 minutos.

Golde State ostenta una foja de 5-0 en esta gira de siete visitas y 13 días, la más larga que tendrá en la campaña. Alcanzó a los Clippers de Los Ángeles en la punta de la División del Pacífico. La última vez que los Warriors fueron líderes a estas alturas de una campaña fue el 2 de marzo de 1992.

"Esto pone en perspectiva la historia de esta franquicia y el breve periodo en que hemos logrado un repunte", dijo el entrenador de Golden State Mark Jackson. "Ha habido grandes decisiones de los dueños y de la gerencia, jugadores espectaculares que han llegado. Ahora lo importante es sostener esto".

A diferencia del basquetbol de fantasía desplegado por los Warriors, los Pacers no hacen partidos muy artísticos. En la mayoría de las ocasiones, simplemente terminan por someter a los rivales tras un duro golpeteo.

"No hay encestes con mucho estilo, nada, cero", reconoció el entrenador Frank Vogel, quien sin embargo está feliz de que su equipo siga ganando.

Paul George anotó 16 puntos, Roy Hibbert encestó un tiro de campo y dos libres en los últimos 1:09 minutos, e Indiana soportó el último ataque de Cleveland para vencer 82-78 a unos diezmados Cavaliers.

Los Pacers tuvieron ventaja de 16 unidades en el cuarto período antes de que Dion Waiters condujera de vuelta a la pelea a Cleveland, al anotar 12 puntos en un ataque de 16 unidades contra una, lo que acercó los Cavs a 75-74 con 3:35 minutos en el reloj.

El tiro libre de Hibbert con 7,9 segundos por jugar puso a los Pacers arriba por 81-78, e Indiana recuperó el balón cuando Earl Clark, de Cleveland, pisó fuera de la cancha en un saque, un segundo después.

David West acertó un tiro libre cuando quedaban 5,4 segundos, y los Pacers lograron su séptimo triunfo en sus últimos ocho compromisos. Con 27-6, Indiana tiene la mejor marca de la NBA.

El argentino Luis Scola acertó tres de ocho tiros de campo para sumar seis puntos en 13:56 minutos; ganó ocho rebotes.

En otros partidos, el Heat de Miami derrotó 102-97 a los Raptors de Toronto, con 30 puntos de LeBron James, y los Knicks de Nueva York doblegaron 92-80 a los Mavericks de Dallas, con 19 puntos de Carmelo Anthony.

Además, el Thunder de Oklahoma City aplastó 119-96 a los Celtics de Boston; los Grizzlies de Memphis apabullaron 112-84 a los Pistons de Detroit, y los Nuggets de Denver hicieron lo propio con los Lakers de Los Ángeles, por 137-115.