Ex magnate petrolero Jodorkovsky viaja a Suiza

El ex magnate ruso Mijaíl Jodorkovsky viajó con su familia el domingo a Suiza, cuyo gobierno le concedió una visa de tres meses, dijo su portavoz. Jodorkovsky dijo a la televisión suiza en una entrevista que tenía previsto seguir hacienda campaña por la libertad de los presos políticos en Rusia.

El gobierno alemán le había dado a Jodorkovsky una visa de un año para Alemania tras su liberación, pero los hijos de Jodorkovsky estudian en Suiza y él ha tenido negocios en el país desde hace años.

Jodorkovsky solicitó la visa suiza de tres meses poco después de su llegada el 20 de diciembre a Berlín, tras recibir un indulto el mes pasado del presidente Vladimir Putin. El empresario del petróleo pasó más de una década en la cárcel por delitos que muchos en Occidente creen que fueron inventados.

Circulaban conjeturas de que el ex director de la desmantelada empresa petrolera Yukos podría residir permanentemente en Suiza tras haberle dicho a los periodistas que no regresará a Rusia por el momento. Jodorkovsky, de 50 años, viajó por avión a Berlín inmediatamente después que salió en libertad el 20 de diciembre.

"El viaje a Suiza es por razones de familia", dijo su portavoz Christian Hanne en una declaración. "El señor Jodorkovsky no ha hecho planes sobre la posibilidad de si le gustaría vivir permanentemente en Suiza", destacó.

Jodorkovsky viajó por tren el domingo desde Berlín hacia Basilea, Suiza. Su viaje fue posible una vez que obtuvo la visa de tres meses, que le permitirá viajar libremente dentro del área Schengen, de 26 naciones, que incluye Suiza y la mayor parte de Europa, pero no a Gran Bretaña.

En una entrevista con la televisora suiza SRF durante su viaje, Jodorkovsky dijo que sentía la responsabilidad de ayudar a otros en Rusia que siguen presos a causa de sus puntos de vista políticos. "Deseo hacer todo lo posible para ayudar a la excarcelación de otros presos políticos", afirmó.

Jodorkovsky ha indicado que retiene algo de su vasta fortuna que otrora lo convirtiera en el hombre más rico de Rusia.

Cuando fue procesado en Rusia por evasión de impuestos y lavado de dinero, las autoridades rusas trataron de confiscarle el equivalente a 5.000 millones de dólares relacionados con Yukos y que habían sido depositados en Suiza, pero las autoridades suizas se negaron a entregar el dinero, tras determinar que el proceso ruso tenía motivaciones políticas.

"Mijaíl Jodorkovsky está agradecido por la clara posición de las autoridades suizas durante sus muchos años de prisión injustificada", destacó Hanne. "Las autoridades jurídicas suizas contribuyeron considerablemente en hacer aparente la naturaleza política de su proceso", añadió.

No está claro cuánto queda del dinero en Suiza y si Jodorkovsky tiene acceso directo a éste.