Canal de Panamá promete terminar ampliación

Las autoridades del Canal de Panamá dijeron el domingo que recurrirán a todas las medidas posibles para asegurar que terminen los trabajos de ampliación de la vía interoceánica, si el consorcio que ganó la licitación insiste en suspender o abandonar los trabajos.

La ampliación, que busca duplicar la capacidad del canal y permitir el paso de barcos gigantes, ya sufre atrasos y su conclusión fue reprogramada hace poco para junio de 2015. Los trabajos en general tienen un avance de 72%, mientras que la construcción de las esclusas un 65%, informaron las autoridades el domingo.

La ACP (Autoridad del Canal de Panamá) confía en que el contratista tenga la capacidad de cumplir con los compromisos pactados", dijo la entidad en un comunicado. "De no ser así, la ACP pondrá en acción los mecanismos del contrato que le permiten completar la obra".

El contrato establece fianzas y seguros que la entidad puede solicitar para culminar la expansión de la vía interoceánica, por la que atraviesa el 5% del comercio marítimo mundial, y que tiene a Estados Unidos y China como sus dos principales usuarios.

El Grupo Unidos por el Canal --un consorcio de cuatro empresas que ganó la licitación para el diseño y construcción de las nuevas esclusas por un precio de 3.118 millones de dólares-- amenazó con suspender los trabajos a partir del 20 de enero por problemas financieros. Exige un acuerdo a reclamos por costos extraordinarios que estima en 1.600 millones de dólares, lo que elevaría en un 50% el costo original de las nuevas esclusas. El costo total de la ampliación se estimó en 5.250 millones de dólares.

Las autoridades insisten en que el grupo acuda a las instancias establecidas en el contrato para ventilar cualquier reclamo, pero ejecutivos del consorcio dijeron el sábado que ello implica tiempo y más costos, aunque se manifestaron abiertos al diálogo.

Mientras tanto, el presidente panameño Ricardo Martinelli se reunirá el lunes aquí con la ministra de Fomento de España, Ana Pastor, y el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Manuel Gracia, en un intento por encontrar posibles salidas al conflicto, aunque expertos en asuntos canaleros advierten que son las autoridades de la vía marítima las facultadas para buscar una solución apegada al contrato.