Rebeldes sirios combaten a aliados de al-Qaida

Insurgentes sirios tomaron un complejo que estaba en manos de combatientes vinculados con al-Qaida en un poblado del norte, en uno de los enfrentamientos internos más fuertes entre los rebeldes que buscan derrocar al presidente Bashar Assad, dijeron activistas.

Los enfrentamientos entre una alianza poco consolidada de brigadas de oposición contra el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) se han extendido en el norte de Siria desde que comenzaron la semana pasada. Las luchas intestinas representan la mayor resistencia hasta ahora de los rebeldes moderados y ultraconservadores que enfrentan a Assad para combatir a extremistas radicales vinculados a al-Qaida que han buscado imponer su estricta interpretación del islam en áreas controladas por la oposición en el país.

El Estado Islámico de Irak y el Levante, que tiene a muchos extranjeros peleando entre sus filas, se ha enfrentado varias veces con grupos rebeldes más moderados desde que entró agresivamente a Siria desde el vecino Irak a principios del año pasado. Las peleas intestinas han dejado decenas de muertos en ambos bandos y en general han minado los esfuerzos del movimiento rebelde para derrocar a Assad.

Los enfrentamientos más recientes comenzaron el viernes después que varios vecinos acusaron al EIIL de matar a un médico en la provincia de Alepo, en el norte de Siria. El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que el doctor fue encontrado muerto de varios disparos.

El recién creado Frente Islámico, una organización que agrupa a poderosos combatientes islámicos, en su mayoría ultraconservadores, emitió un comunicado en el que le ordenó al EIIL entregar a los asesinos del doctor para que puedan ser enjuiciados. Luego comenzaron los enfrentamientos entre ambas organizaciones.

La violencia se extendió rápidamente a áreas controladas por los rebeldes en la provincia norte de Idlib y en Hana, en el centro. El domingo los enfrentamientos llegaron a las afueras de Alepo, lo que puso al EIIL en contra del Frente Nusra, otro grupo aliado de al-Qaida, dijo Rami Abdurrahman, del Observatorio.

Hubo también combates en el poblado de Tabqa, en la provincia norte de Raqqa, donde el EIIL tiene más presencia. Otros activistas reportaron que dicho ejército fue expulsado del pueblo de Atmeh.

Algunos de los combates más intensos el domingo se llevaron a cabo en el poblado de Manbij, en la provincia de Alepo, donde los rebeldes tomaron un complejo del EIIL, dijeron activistas. El Observatorio indicó que los combatientes del EIIL también usaron carros bomba por primera vez para defender su territorio.

Por su parte, el periódico de línea gubernamental al-Watan pareció congratularse por las peleas intestinas al titular el domingo un editorial: "El terrorismo devora a sus hijos".