Caso de terrorismo en Chicago: ¿Hubo vigilancia?

El abogado de un sospechoso de terrorismo argumentó el viernes que una jueza de Chicago podría restaurar "la fe perdida" en el sistema judicial de Estados Unidos si ordena al gobierno que revele si utilizó contra su cliente el tipo de vigilancia ampliada en Estados Unidos que denunció el ex analista de seguridad Edward Snowden.

Las declaraciones apasionadas ocurrieron en la corte federal de distrito durante una inusual audiencia abierta sobre la evidencia que pudo haber sido recabada del espionaje a teléfonos e internet, un asunto con el los juristas que se han visto forzados cada vez más a lidiar como consecuencia de las filtraciones del ex analista de seguridad.

"Dé un paso adelante y diga, 'ha llegado el momento''', dijo el abogado defensor Thomas Durkin, en un aparente desafío a la jueza federal de distrito Sharon Johnson Coleman. "Ordenar las divulgaciones adelantarían mucho la restauración d la fe perdida (en el sistema judicial) en este país", agregó.

El acusado en cuestión en la audiencia del viernes fue Adel Daoud, un estadounidense de 20 años y residente de un suburbio de Chicago quien negó las acusaciones de que recibió lo que él creía que era un coche bomba, lo estacionó cerca de un bar del centro de Chicago y presionó un detonador en 2012. El auto no tenía explosivos porque se lo entregó un agente del FBI encubierto.

El juicio deberá comenzar el 7 de abril.

Al final de 2013, un juez federal en Manhattan ratificó la legalidad del programa de recaudación de registros telefónicos, mientras que otro juez federal en Washington D.C. determinó antes que probablemente no era constitucional.

Sin embargo, la jueza en Chicago se esforzó en decir el viernes que no se espere de ella una opinión de tal alcance cuando emita un fallo en el caso de Daoud en los próximos días.

"No estoy segura de que mi fallo será tan grandioso", dijo respondiendo al pedido de Durkin de restaurar la fe en el poder judicial. La jueza no afirmó cuándo emitiría su determinación.

Los abogados defensores quieren que el gobierno revele si empleó vigilancia intensificada para señalar a Daoud y si sólo entonces lo tomaron como blanco de la operación encubierta del FBI. Ellos describieron a Daoud como inmaduro para su edad y que había sido vulnerable a las insinuaciones de agentes encubiertos de que él contempló detonar una bomba.

Otro abogado de Daoud, Josh Herman, dijo que algunos documentos presentados por los fiscales, incluidos correos electrónicos de 2011, parecían apoyar la afirmación de los abogados defensores de que se utilizó vigilancia sin autorización sobre Daoud.

Sin embargo, el fiscal William Ridgway dijo que los correos electrónicos de 2011 pudieron haber sido encontrados en la computadora de Daoud y que las autoridades decomisaron con un permiso de registro en 2012.

___

Michael Tarm está en Twitter en: https://twitter.com/mtarm