Piden desalojo de embajada palestina en Praga

Las relaciones entre los palestinos y la República Checa empeoraron el viernes luego que residentes de Praga expresaron temores por el descubrimiento de armas ilegales en la embajada palestina, donde el embajador murió al estallar una caja fuerte preparada con un explosivo.

El alcalde del distrito de Suchdol, donde se encuentra la sede diplomática, dijo que presentó quejas ante las autoridades checas.

"Hemos perdido la confianza en los diplomáticos", dijo el alcalde Petr Hejl el viernes a The Associated Press tras recibir quejas de los vecinos. "Nos sentimos engañados por ellos".

El viceministro de Relaciones Exteriores Jiri Schneider se reunió con Hejl el viernes y escuchó sus temores, informó el ministerio en una declaración. No se facilitaron detalles del encuentro.

El embajador Jamal al-Jamal, de 56 años, murió el miércoles tras estallar una caja fuerte de la sede palestina. El diplomático de carrera había ocupado el cargo en octubre.

La policía dijo que fueron descubiertas armas ilegales no especificadas en el nuevo complejo de la embajada, que incluye la residencia del embajador en la que estalló la caja fuerte.

La vocera policial Andrea Zoulova dijo el viernes que no está claro por qué tenían armas allí los palestinos. No aclaró el número de armas descubiertas ni su antigüedad.

La cancillería indicó que ha pedido una explicación.

"La parte palestina prometió examinar si las actividades palestinas en el pasado se atuvieron a la ley checa", dijo el viernes el ministerio tras una visita del viceministro de Relaciones Exteriores palestino Taysir Farahat.

Los mensajes telefónicos y correos electrónicos enviados al vocero de la embajada palestina en Praga no fueron contestados el viernes, día sagrado para los musulmanes.

La República Checa fue uno de los países que votó en contra del reconocimiento de un estado palestino el año pasado en las Naciones Unidas y es aliada de Israel en la Unión Europea.

Aun así, los checos toleran el estatus diplomático de los palestinos. La desaparecida Checoslovaquia comunista tuvo cálidas relaciones con la Organización para la Liberación Palestina.

Jakub Zahora, de la Asociación para Asuntos Internacionales, en Praga, dijo que el incidente "podría ocasionar la expulsión del sucesor del embajador e incluso el cierre de la misión aquí".