Gobierno pide a Sotomayor no bloquear seguro

El gobierno estadounidense pidió el viernes a la jueza Sonia Sotomayor que no bloquee el requisito de la nueva ley de gastos médicos que exige que algunas organizaciones de afiliación religiosa adquieran pólizas que incluyen el control de la natalidad.

El Departamento de Justicia pidió a la magistrada de la Corte Suprema que anule su postergación de último momento en torno a la cobertura de anticonceptivos exigida por la Ley de Cuidado Asequible, también conocida como Obamacare. Sotomayor emitió la postergación en la Nochevieja, horas antes que la cobertura de la ley entrara en vigencia.

De acuerdo con la ley de gastos médicos, la mayor parte de los seguros deben cubrir todos los anticonceptivos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicinas como forma preventiva para las mujeres, libres de costo para la paciente. Las iglesias y otros centros de oración están exentos del requisito de los anticonceptivos, pero las instituciones afiliadas que sirven al público en general no lo están. Entre ellas figuran organizaciones de caridad, universidades y hospitales.

En respuesta a las protestas, el gobierno ofreció una solución negociada que requiere que las aseguradoras o los administradores del seguro médico proporcionen cobertura de anticonceptivos, pero permite a los grupos religiosos distanciarse de la medida. La exención se aplica cuando los grupos religiosos firman un documento para la aseguradora en el que indican que se oponen a la cobertura de control de la natalidad.

Entonces la aseguradora puede proceder con la cobertura.

Una congregación de monjas de Denver que maneja una residencia para los desfavorecidos, llamada Asilo de Ancianos de las Hermanitas de los Pobres, dice que la firma de ese documento la hace cómplices en la cobertura de los anticonceptivos, y por ello viola sus creencias religiosas.

"Desgraciadamente, el gobierno federal ha comenzado el nuevo año de la misma forma que concluyó el anterior: intentando amedrentar a las monjas para que violen sus creencias religiosas", dijo su abogado Mark Rienzi, quien también es asesor legal del Fondo Becket para la Libertad Religiosa.

Sin embargo, Donald Verrilli, subsecretario de Justicia de Colorado, afirmó en documentos judiciales que nada en la ley obligará a esas monjas a pagar los anticonceptivos de sus empleados. El seguro de gastos médicos de las monjas proviene de un plan eclesiástico que no requiere aportar cobertura de anticonceptivos y ha dicho que no aportará dicha cobertura, agregó el abogado del estado, por lo que su queja carece de fundamentos.