Difunden en Egipto supuesta confesión terrorista

Las autoridades egipcias presentaron el jueves lo que dijeron era la confesión del hijo de un importante miembro de la Hermandad Musulmana, en un intento por reforzar las acusaciones de que esa organización islamista tiene vínculos con extremistas inspirados en al-Qaida.

En una conferencia de prensa, el ministro del interior difundió la grabación que se dijo corresponde a Yahia Mongi, hijo de un legislador de la Hermandad, en la que éste declara haberse integrado al grupo Ansar Beit al-Maqdis o Paladines de Jerusalén.

Mohamed Ibrahim afirmó que Mongi era parte de una célula de siete miembros que planeó el mes anterior el atentado explosivo realizado por un atacante suicida que tuvo como blanco una oficina de seguridad provincial.

Ansar se adjudicó el estallido así como otros atentados.

La acusación de que la Hermandad Musulmana tiene vínculos con Ansar Beit al-Maqdis es fundamental en el caso mediante el cual el gobierno declaro como organización terrorista al grupo, al cual pertenece el derrocado presidente Mohamed Morsi.

La confesión sería supuestamente la primera evidencia firme que presentan las autoridades a fin de hacer la vinculación.

Defensores de los derechos humanos dijeron que la policía recurre con frecuencia a la tortura y otros medios de coacción para obtener confesiones, de las que depende ante la falta de evidencias para lograr las condenas de los acusados en juicios penales o por asuntos de seguridad.

La Hermandad Musulmana rechaza que practique la violencia y acusa a la policía de orquestar los atentados a fin de tener un pretexto para endurecer la represión contra los miembros de la organización.

La conferencia de prensa tuvo lugar en momentos en que un tribunal fijó para el 28 de enero el inicio del juicio contra Morsi y otras 130 personas en relación a una fuga de presos de 2011.

Es la tercera tanda de acusaciones que enfrenta Morsi. Por su parte, un tribunal en la ciudad portuaria de Alejandría en el Mediterráneo sentenció a siete activistas de tendencia laica a dos años de prisión por cargos relacionados con su participación en protestas.

El ministro Ibrahim dijo que Mongi fue partícipe de vigilar y albergar al jefe de Ansar.

Ibrahim mencionó los nombres de miembros de la Hermandad Musulmana que presuntamente cruzaron hacia la Franja de Gaza y recibieron entrenamiento de Hamas, el grupo armado que gobierna en ese territorio.

Cuando los acusados regresaron a Egipto perpetraron diversos atentados, que incluyeron abrir fuego contra manifestantes anti-islámicos, según el ministro.

___

La periodista de The Associated Press, Maggie Hyde, contribuyó a este despacho desde El Cairo, Egipto.