Nuevo alcalde de Detroit asume el cargo

El nuevo alcalde de Detroit asumió el cargo el miércoles y de inmediato puso manos a la obra no obstante el feriado de año nuevo y sus facultades limitadas en una ciudad insolvente cuyas finanzas son controladas por un director de emergencia al que nombró el estado.

Mike Duggan comenzó reuniones iniciales con el personal en el ayuntamiento después de la ceremonia de asunción como alcalde que tuvo lugar en la mañana, en una continuación de sus labores a favor de Detroit desde que en noviembre obtuvo el voto de los electores.

El ex jefe del Centro Médico de Detroit asistió a una reunión de nuevos alcaldes que organizó la Casa Blanca, conformó su propio gobierno y cabildeó con el director de emergencia, Kevyn Orr, para una mayor participación en la recuperación inmediata de la ciudad.

"(Duggan) se ha concentrado en diversos temas y ha estado preparándose para trabajar de inmediato", dijo la ex concejal de Detroit, Sheila Cockrel.

A la fecha, no hubo el gran festejo por la asunción de la alcaldía, aspecto digno de destacar, expresó Cockrel.

"Estamos quebrados. No hay dinero. Continúa apagada parte de la iluminación en las calles. La policía no llega a tiempo", dijo Cockrel, fundadora de una firma que impulsa las relaciones públicas del gobierno.

"Cuando se está en medio de la bancarrota, ¿cuánta celebración debería haber? Lo que importa es la ciudad. Lo principal para todos nosotros ahora es poner en condición de servicio la organización y las finanzas de la ciudad", agregó.

De acuerdo con la ley sobre el director de emergencias de Michigan, Orr controla las finanzas de Detroit. Orr presentó en julio la petición de bancarrota de la ciudad. El 3 de diciembre, el juez federal Steven Rhodes declaró a Detroit como la ciudad en bancarrota más grande de Estados Unidos.

Orr, al que nombró en marzo el gobernador Rick Snyder, afirmó que Detroit tiene una deuda de por lo menos 18.000 millones de dólares.

Orr ha emprendido negociaciones con los distintos acreedores de la ciudad y tiene previsto difundir a principios de mes un plan para la reestructuración financiera de Detroit.