Trabajadores de aeropuertos en huelga en Brasil

Trabajadores de los aeropuertos de Brasil iniciaron el miércoles una huelga en demanda de mejoras salariales y contra la privatización de las terminales aéreas, aunque el gobierno aseguró que no ha habido problemas en la prestación de servicio.

Según el Sindicato Nacional de los Aeroportuarios, 80% de las 63 terminales administradas por la estatal Empresa Brasileña de Infraestructura Aeroportuaria (Infraero) se sumaron a la paralización de labores. El sindicato tenía previsto organizar asambleas en las ciudades donde se realiza el paro para evaluar la continuación del movimiento.

"El balance de las manifestaciones en el país es positivo hasta el momento, la disposición de los trabajadores nos lleva a creer que la huelga va a continuar hasta que la Infraero se manifieste", declaró Samuel Santos, secretario de administración y finanzas del sindicato, citado en la página de internet de la entidad.

Según los trabajadores, la empresa ofreció un aumento salarial de 6,49%, que los trabajadores consideraron insuficiente. En su lugar, pidieron un reajuste salarial de 6,37% para compensar la inflación y un aumento adicional de 9,5% como reconocimiento a su productividad.

La Infraero dijo en un comunicado que puso en marcha un plan de contingencia que prevé la movilización de trabajadores para reforzar los equipos afectados por la huelga e impedir que pasajeros y vuelos se vean afectados.

La empresa estatal pidió a las personas que tengan vuelos programados durante la huelga que consulten con la compañía aérea antes de desplazarse al aeropuerto para saber si el vuelo tendrá atraso o cancelación.

Además de la mejora salarial, los trabajadores exigen participación de los lucros de la empresa, un plan de carrera y el rechazo a la privatización de los aeropuertos.

En 2012 el gobierno comenzó a asignar contratos para la modernización y administración de varios aeropuertos a compañías privadas en alianza con Infraero, medida que los trabajadores rechazan como un posible paso hacia la privatización.