Grecia: mejoran las cifras, empeoran los problemas

Grecia asume el miércoles la presidencia de la Unión Europea y comienza el 2014 con la promesa del gobierno de sacar al país de seis años de recesión, tener un presupuesto positivo y terminar con una crisis financiera que estremeció al euro.

"En el 2014, Grecia volverá a los mercados y comenzará a ser un país normal", dijo el primer ministro Antonis Samaras en un discurso de Año Nuevo televisado. "Tras seis inacabables y penosos años, el 2014 anunciará la perspectiva de crecimiento. Lo importante es que hemos evitado lo peor".

¿Lo han logrado?

Con casi la mayor parte de los 240.000 millones de euros (330.ooo millones de dólares) en créditos de rescate abonados, Grecia sigue teniendo una deuda soberana insostenible, encara la amenaza de renovada inestabilidad política, con más de uno de cada cuatro ciudadanos en paro y se encamina paulatinamente hacia la pobreza.

Los griegos recibieron el Año Nuevo después que muchos pasaran horas haciendo fila en las oficinas tributarias para pagar a tiempo los impuestos de la austeridad. Y una espesa contaminación ha vuelto este invierno a la capital después de décadas ya que los residentes sin calefacción se han dedicado a quemar restos de madera y basura en sus chimeneas para mantenerse abrigados.

Algunos de los problemas más acuciantes de Grecia:

SIN TRABAJO Y SIN SEGURO

Los problemas financieros de Grecia eliminaron casi un cuarto de su economía y casi un millón de empleos. De un paro del 7,2% antes de la recesión del 2008, llegó al 27% en el tercer trimestre del 2013., el peor desempleo en las 34 economías que integran la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo.

Más del 70% de los parados llevan así desde hace más de un año, viviendo de la caridad, sin pagos compensatorios mensuales ni seguro médico.

AUSTERIDAD Y BUROCRACIA

Los sucesivos gobiernos han intentado estimular el empleo reduciendo el salario mínimo y eliminando derechos laborales y proteccionistas.

Empero, el desempleo sigue empeorando y sus detractores sostienen que el sistema sigue atascado en un exceso de burocracia.

PELIGRO POLÍTICO

Grecia es gobernada por un tercer gobierno en dos años, al minar las medidas de austeridad el respaldo del público a los políticos que las adoptan.

La simpatía hacia el partido del Amanecer Dorado es fuerte --alrededor del 9%-- pese al encarcelamiento de sus líderes por cargos de actividad criminal y una grabación recientemente dada a conocer que muestra a directivos del partido dando la bienvenida a nuevos miembros con saludos nazis.

DEUDA SOBERANA

Pocas personas dudan que la situación fiscal mejoró lentamente, con un mayor control del gasto presupuestario y un recorte del sector público.

Y la clasificación crediticia del país ha mejorado desde los bonos basura.

No obstante, la economía aún tiene la carga de una deuda que equivale al 176% de su producto interno bruto anual, lo que obliga al gobierno a solicitar ayudas adicionales a sus acreedores. Samaras no quiere pedir préstamos adicionales para enfrentar insuficiencia presupuestal en 2014 y desea regresar al mercado de bonos tras cuatro años de ausencia.