Fallece Mike O'Connor, defensor de prensa mexicana

Mike O'Connor, un veterano corresponsal de guerra que se volvió un fuerte defensor y consejero para los periodistas amenazados en México, uno de los países más peligrosos del mundo para la prensa, falleció a los 67 años.

O'Connor, representante en México del Comité para la Protección de los Periodistas, murió el domingo mientras dormía en su casa en la Ciudad de México. La causa fue un ataque al corazón, dijo su esposa, Tracy Wilkinson, quien es la directora de la oficina en México del diario Los Angeles Times.

Periodistas y colegas locales recordaron a O'Connor como un hombre con una comprensión sin paralelo de los peligros y las complejidades de trabajar como periodista en México.

O'Connor fue duro con quienes percibía que no hacían lo suficiente para proteger a los periodistas. Mostró una simpatía sin límites por los periodistas que luchaban por mantener sus carreras y sus vidas personales pese a las amenazas.

"Pasaba horas en el teléfono con periodistas locales en los lugares más aislados de México, sólo para escuchar sus historias y tratar de ayudarlos a enfrentar el miedo", dijo Carlos Lauria, coordinador principal del programa para América para la organización sin fines de lucro y con sede en Nueva York donde O'Connor trabajaba desde 2009.

Nacido en un campamento de refugiados a donde fue enviado su padre en la Alemania de la posguerra, O'Connor vivió en Estados Unidos con sus padres cerca de la frontera con México. A menudo se movía entre los dos países, donde tuvo una infancia que describió en un libro de memorias de 2007 titulado "Crisis, Pursued by Disaster, Followed Closely by Catastrophe: A Memoir of Life on the Run" ("Crisis, perseguido por los desastres y seguido de cerca por las catástrofes: Memorias de una vida huyendo").

O'Connor trabajó como reportero de televisión en California y luego cubrió América Latina durante la década de 1980 para CBS News, antes de mudarse a los medios impresos, escribiendo para The New York Times en América Central y la ex Yugoslavia. También fue corresponsal para la Radio Pública Nacional de Estados Unidos en Haití --donde obtuvo un premio del Overseas Press Club_, la ex Yugoslavia y el Medio Oriente, donde cubrió el conflicto palestino-israelí.

"Porque había sido y es periodista: eso lo hizo diferente a otros miembros de organizaciones de protección y libertad de expresión", dijo Marcela Turati, una reportera que cubrió la guerra contra las drogas para la revista mexicana de investigación Proceso. "Tomaba muy personal la defensa (de los periodistas)", agregó.

O'Connor fue una de las fuerzas más importantes detrás de una ley mexicana de 2012 que dio a las autoridades federales más poder para perseguir los crímenes contra los periodistas en México. Según el Comité para la Protección de los Periodistas, 29 trabajadores del medio han muerto en México en actos de represalia por su trabajo desde 1992.

Las habilidades periodísticas de O'Connor y su conocimiento de México le permitieron enfrentar el ambiente de secreto y ambigüedad en torno a muchos ataques, para determinar cuáles fueron motivados por el trabajo de las víctimas y cuales no tuvieron relación alguna.

Durante una conferencia de prensa en el estado de Sinaloa, en la costa del Pacífico y dominado durante mucho tiempo por un cártel del mismo nombre, O'Connor lanzó un reto a las autoridades al afirmar: "Para mí, el asunto es quién manda: ¿Tú mandas aquí o mandan ellos? ¿Es tuya esta ciudad o es de ellos? ¿El estado de quién es? ¿De los ciudadanos o de ellos? Esa es la pregunta fundamental: en el gobierno, en el despacho del gobernador ¿quién manda ahí? ¿La gente que votó por el gobernador o aquellos? De ahí viene todo, para mí", recordó Javier Valdez Cárdenas, corresponsal para el periódico Sinaloa Río Doce.

O'Connor también hizo muchos viajes a los estados mexicanos donde los periodistas viven bajo amenazas cotidianas. Redactó informes vívidos y muy detallados sobre las zonas que estaban recibiendo poca atención nacional o internacional.

El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos Jen Psaki emitió un mensaje de condolencias por la muerte de O'Connor, a quien calificó de "un buscador sin miedo de la verdad", así como "una voz apasionada y elocuente de la conciencia para muchos".

"Honramos la memoria de Mike O'Connor y sabemos que su legado inspirará a muchos a seguir luchando por la verdad y por la defensa de los derechos humanos y por una prensa vibrante y libre", escribió Psaki.

A O'Connor le sobrevive su esposa, dos hijos de un matrimonio anterior, y dos nietas, así como dos hermanas y dos medios hermanos.