Un tribunal de Bangladesh emitió el martes órdenes de arresto contra dos dueños de una fábrica textil y cuatro de sus empleados por cargos de homicidio por las muertes de 112 trabajadores en un incendio que destruyó el edificio en el 2012.

Es la primera vez que Bangladesh busca enjuiciar a dueños de fábricas en el lucrativo sector textil, el segundo mayor del mundo, después del chino. Una serie de desastres mortíferos, incluyendo el incendio del 2012 y un derrumbe en una fábrica en abril que mató a más de 1.100 trabajadores, ha expuesto las duras e inseguras condiciones de trabajo en la industria, que emplea a cuatro millones de bengalí y provee ropa a importantes cadenas minoristas occidentales.

La policía presentó cargos de homicidio el 22 de diciembre contra 13 personas, y las órdenes de arresto fueron emitidas contra seis de ellas que las autoridades dicen están prófugas.

El juez Wasim Sheikh emitió las órdenes de arresto contra el dueño Delwar Hossain, su esposa, Mahmuda Akter, y los otros cuatro, dijo el fiscal Anwarul Kabir Babul.

Si los seis no son hallados para el 25 de febrero, cuando comience el proceso, serían enjuiciados en ausencia por cargos relacionados con el incendio que destruyó la fábrica Tazreen Fashions Ltd. En noviembre del 2012.

La decisión sobre cuándo comienza el juicio será tomada una vez la policía informe al tribunal sobre sus esfuerzos para encontrar a los seis acusados, dijo Babul.

Dijo que los acusados enfrentan un mínimo de siete años de prisión si son convictos de no garantizar la seguridad en la fábrica, ubicada en las afueras de Daca, la capital.

La fábrica, que produce ropa para marcas globales, incluyendo Wal-Mart, no tenía salidas de emergencia, mientras que su ubicación en un callejón estrecho significó que los bomberos no tuvieron acceso para extinguir las llamas, dijo babul, citando la pesquisa policial.

La investigación dice que los gerentes y guardias de seguridad dijeron a los trabajadores que el incendio era parte de un simulacro.

Bangladesh gana más de 20.000 millones de dólares al año de sus exportaciones de ropa, mayormente a Estados Unidos y Europa.