Un misil alcanzó un autobús en la ciudad norteña de Alepo controlada por rebeldes y el ataque causó la muerte de 10 personas, dijeron activistas el martes.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, informó que un misil estalló cerca de donde los paramédicos trataban a los heridos por la primera explosión.

De acuerdo con el Observatorio los misiles fueron disparados por un avión y al menos dos niños murieron en el ataque. No se dieron detalles del tipo de proyectiles usados.

Las fuerzas armadas sirias han causado la muerte de unas 500 personas, la mayoría civiles, desde el 15 de diciembre cuando se intensificó el bombardeo de Alepo, la ciudad más poblada de Siria, mediante el uso de barriles cargados con explosivos que son lanzados desde helicópteros.

Los combates han dividido la ciudad en áreas controladas por rebeldes y otras ocupadas por leales al gobierno del presidente Bashar Assad.