Un abogado de Washington que supervisa que Apple Inc. cumpla las leyes antimonopolio después que un juez falló que la empresa se confabuló con casas editoriales para aumentar el precio de los libros electrónicos indicó en documentos presentados al tribunal el lunes que el gigante electrónicos está obstaculizando su labor.

El abogado Michael Bromwich expresó en un documento presentado en el tribunal federal de Manhattan que ha perdido el acceso a los principales ejecutivos de Apple después que la empresa alegó anteriormente este mes que estaba interfiriendo con sus operaciones.

Bromwich, ex inspector general del Departamento de Justicia, fue nombrado supervisor de cumplimiento para revisar las normas y capacitación en materia antimonopólica en Apple después que la jueza federal de distrito Denise Cote concluyó que Apple infringió las leyes antimonopolio al tratar de aumentar el precio de los libros electrónicos en 2010.

"En mis 20 años de trabajo de supervisión nunca he visto una organización sobre la que he tenido autoridad de supervisión que dictara unilateralmente a quién puedo entrevistar, incluso en los casos en que he tenido que tratar un asunto delicado, como de seguridad nacional", escribió Bromwich, señalando que fue nombrado supervisor en tres ocasiones anteriores y que había realizado numerosas investigaciones en los sectores público y privado y supervisado cientos de otras.

Un portavoz de Apple no contestó de inmediato a una solicitud de comentario el lunes.

Bromwich dijo que en los dos meses transcurridos desde su nombramiento en octubre, él y su personal han tenido 13 horas de entrevistas o discusiones sustanciales durante dos visitas a California.

Agrega que siete de las 11 personas a quien se le ha permitido entrevistar son abogados y no ejecutivos de negocios y las entrevistas se realizaron en un lugar remoto en Sunnyvale, California, en vez de la sede de Apple en Cupertino.

Un mes después de informársele que todos los documentos que había solicitado se le entregarían a la brevedad, dijo, sólo había recibido 303 páginas.

Agrega que un director de Apple le dijo que los ejecutivos "nunca podrían olvidarse del caso", que estaban extremadamente furiosos y que muchos en la empresa tenían miedo.

Abogados del Departamento de Justicia dijeron en documentos presentados el lunes ante el tribunal que era "asombroso y totalmente increíble" que Apple alegara que entrevistas de una hora con los integrantes de su junta directiva y altos ejecutivos resultaría en una pérdida de cuota de mercado e interferiría con el desarrollo y comercialización de nuevos productos.

Apple expresó anteriormente este mes en documentos presentados al tribunal que la orden de la jueza, en la manera que Bromwich la realizaba, era "completamente anticonstitucional y será desestimada en una apelación".

Los abogados de Apple dijeron que Bromwich había lanzado una "inquisición amplia y amorfa" y "realizaba una investigación errante que interfería con las operaciones de la empresa, que significaba el riesgo de dar a conocer información privilegiada y confidencial, e imponía costos sustanciales y cada vez mayores que Apple nunca podrá recuperar si su apelación sale adelante".

Bromwich dijo en sus documentos presentados al tribunal que las alegaciones de Apple "no tienen relación alguna con las actividades que hemos intentado realizar".