Argentina: Los clubes se reforzaron con todo

A diferencia de otros años, cuando los clubes argentinos se reforzaron como podían, ahora apuntaron alto con Boca Juniors y River Plate comprando poco pero bien, mientras el campeón Newell's Old Boys le dio un gratísimo adiós al técnico Gerardo Martino quien se fue al Barcelona español.

Más allá del fútbol, la violencia generada por las barras bravas es un ingrediente preocupante para el torneo Inicial que arranca el viernes, a tal punto que las autoridades del balompié decidieron el martes que las dos primeras fechas los partidos se jueguen sin público visitante y que de los locales sólo ingresen los socios.

Boca, River, los otros dos grandes que son Racing Club y San Lorenzo, además de Newell's y Lanús, se perfilan entre los principales aspirantes al título. Aún resulta increíble la ausencia por primera vez en 82 años de profesionalismo de Independiente, que se fue al descenso arrastrando un glorioso pasado que incluye siete títulos de la Copa Libertadores, más que ningún otro equipo.

Los clubes se quejan de que sus arcas están semivacías. Pero entre que también vendieron, más el aporte económico de grupos empresariales, el marcado de pases es el más atractivo de los últimos tiempos e incluso hasta presenta una gran novedad: el regreso al fútbol de Juan Sebastián Verón, de 38 años, a su querido Estudiantes de La Plata, a 17 meses de haber colgado los botines en ese club y con tres mundiales a cuestas.

Boca se desprendió de un par de titulares como el defensor Clemente Rodríguez (a Sao Paulo, Brasil) y el enlace Walter Erviti (Atlante, México). Pero a cambio trajo figuras gravitantes como el central Daniel Díaz, quien se desvinculó del Atlético de Madrid, y el centrocampista de la selección argentina Fernando Gago, por quien los Xeneizes desembolsaron unos dos millones de dólares al Valencia español por el 50% del pase.

Como técnico seguirá Carlos Bianchi y Juan Román Riquelme volverá a ser el conductor de un Boca que en el campeonato anterior terminó entre los del fondo con apenas 18 puntos en 19 partidos.

River, con Ramón Díaz como entrenador, sacudió el mercado con el goleador Teófilo Gutiérrez, compañero en la selección de Colombia de Radamel Falcao, y quien llegó del Cruz Azul mexicano.

River pagó unos tres millones de dólares por el 50% del pase de Teo, quien jugó con éxito 2011/12 en Racing, entidad que luego prescindió de sus servicios por problemas disciplinarios.

Gutiérrez formará parte de un equipo que se reforzó en la defensa con el también colombiano Carlos Carbonero (llegó del Arsenal argentino) y con el mediapunta Jonatan Fabbro (Cerro Porteño, Paraguay), entre otros.

Racing se desprendió de su habilidoso enlace Luis Fariña, vendido al Benfica de Portugal en unos tres millones de dólares, y con parte de ese dinero se reforzó con el lateral Luis Ibañez (Dínamo de Zagreb), el delantero uruguayo Mario Regueiro (Lanús) y además regresó el goleador Gabriel Hauche, al vencer su préstamo al Chievo Verona de Italia.

Pero el verdadero potencial del equipo que dirige Luis Zubeldía está en sus "pibes", con bastante fogueo en la primera división, como Bruno Zucullini, Luciano Vietto, Luis Centurión y Rodrigo de Paul, todos ellos la columna vertebral del equipo desde el medio hacia adelante.

San Lorenzo, el equipo del cual es hincha el papa Francisco, se rearmó con casi una decena de jugadores, entre ellos el goleador de Quilmes, el uruguayo Martín Cauteruccio, y Emmanuel Mas, un lateral de San Martin que tiene futuro de selección nacional.

El hueco que dejó el "Tata" Martino en Newell's lo ocupará Alfredo Berti, entrenador de la reserva de ese club y uno de los hombres de confianza del flamante técnico del Barcelona.

Newell's también se desprendió de su goleador Ignacio Scocco, vendido al Inter de Brasil en 6,5 millones de dólares, y en su lugar trajo a David Trezeguet, libre de River al parecer porque no se llevaba bien con el "Pelado" Díaz.

Trezeguet, campeón mundial con Francia en 1998, se presentó con todo en Newell's al marcar los dos goles en el empate 2-2 con Deportivo Táchira de Venezuela, el martes en un amistoso en Rosario.

También buenos refuerzos son los delanteros Lautaro Acosta y el uruguayo Santiago Silva, que llegan a Lanús procedentes de Boca, y Mauro Zárate, quien desembarcó en Vélez, club en el que se inició, tras dejar el Lazio de Italia y luego de su paso por el fútbol de Catar e Inglaterra.

La primera fecha arrancará sin Newell's y Boca, cuyo partido entre sí fue postergado para el 13 de agosto. Los rosarinos pidieron postergar sus primeros dos duelos por su reciente participación en la Libertadores, donde fueron eliminados por Atlético Mineiro en semifinales.

Argentinos Juniors-Colón y Arsenal-Estudiantes abrirán el fuego el viernes, en una fecha que se completará con All Boys-Rafaela, Tigre-Vélez, Colón-Racing (sábado); San Lorenzo-Olimpo, Gimnasia La Plata-River, Rosario Central-Quilmes (domingo).