Una jueza desestimó una demanda de 20 millones de dólares por fraude que los herederos del escultor Alexander Calder presentaron contra el marchante de su patrimonio.

Los herederos del artista acusaron al tratante de arte Klaus Perls de defraudar al patrimonio de Calder por decenas de millones de dólares y aferrarse a cientos de sus obras.

En su fallo de la semana pasada, la jueza dijo que las acusaciones eran "un guiso incoherente de irrelevancia e insinuaciones" y que la evidencia no logró demostrar que se haya cometido ningún fraude.

La demanda fue presentada en el 2010. Perls murió en el 2008.

Conocido por sus móviles, Calder fue uno de los artistas más celebrados del siglo XX. Murió en 1976.

El abogado de los demandantes, Richard Golub, dijo que apelará.