Un diputado oficialista y un senador opositor fueron imputados por la fiscalía paraguaya por presunta corrupción en casos separados y cuyos proceso que se iniciarán en febrero próximo debido a las vacaciones judiciales por el verano austral.

Durante el feriado judicial sólo son atendidos los casos de urgencia como amparos y pedidos de allanamientos.

Los agentes fiscales Victoria Acuña y José Dos Santos informaron el lunes la acusación contra el diputado José María Ibáñez por los supuestos delitos estafa, cobro indebido de honorarios y expedición de certificados sobre méritos y servicios de contenido falso.

Ibáñez designó a tres jardineros de su casa de fin de semana como funcionarios de la cámara de diputados, sin méritos académicos ni asistencia a la oficina, y él mismo cobraba los honorarios de sus empleados, según la fiscalía.

En tanto, el senador Enzo Cardozo del Partido Liberal Radical Auténtico, el principal de la oposición, fue acusado por la fiscal Claudia Criscioni por el presunto delito de perjuicio contra el patrimonio del Estado mientras era ministro de Agricultura del anterior gobierno de Fernando Lugo y Federico Franco, (desde 2008 hasta agosto de 2013).

Durante la administración de Cardozo, supuestamente desaparecieron 15 millones de dólares que estuvieron presupuestados para mejorar la producción frutihortícola en la región oriental del país.

"Estoy pasando por un momento difícil pero me pongo a disposición de la justicia", dijo Ibáñez el lunes a los periodistas.

Cardozo, por su lado, no hizo declaraciones.