Los doctores dijeron que no pueden pronosticar que sucederá con Michael Schumacher, el retirado máximo triunfador en la historia de la Fórmula Uno, que sufrió una lesión en la cabeza en un accidente cuando esquiaba en los Alpes Franceses.

El jefe anestesiólogo Jean-Francois Payen dijo el lunes a los periodistas que el ex piloto, siete veces campeón de la F1, seguía en estado de coma inducida médicamente.

Señaló que el equipo de médicos aún no puede hablar de resultados, por ahora sólo se centran en su actual estado.

Schumacher, de 44 años, llegó en estado de coma al hospital de Grenoble un día antes y fue operado de inmediato del cerebro después de un traumatismo grave en la cabeza.

Los médicos han dicho que su estado sigue siendo grave.