Aaron Rodgers y Randall Cobb fueron los héroes que regresaron al terreno para poner a los Packers de Green Bay en la postemporada. Kyle Orton falló cuando tenía la oportunidad de lograr algo que se le había negado a Tony Romo con los Cowboys.

En su primer partido después de sufrir una fractura de la clavícula izquierda, Rodgers lanzó un pase a Cobb, en una jugada de 48 yardas que terminó en la zona prometida. La anotación llegó en cuarta y ocho, con 38 segundos restantes.

Así, Green Bay se impuso el domingo 33-28 a los Bears de Chicago para apoderarse del cetro en la División Norte de la Conferencia Nacional.

Rodgers estaba fuera de acción desde el 4 de noviembre, cuando se lastimó en una derrota ante los propios Bears. Cobb se perdió los 10 partidos anteriores por un problema de rodilla.

Con su retorno, los Packers (8-7-1) superaron a los Bears (8-8), sus odiados rivales, y se ciñeron la corona divisional al ganar tres de sus últimos cuatro compromisos.

"Es grande. Evidentemente, él es el mejor quarterback en la liga", dijo Jordy Nelson, receptor de los Packers, quien atrapó 10 pases para 161 yardas. "Luego de perderse tantas semanas y de jugar como lo hizo, debemos estar agradecidos por tenerlo de vuelta".

Green Bay recibirá a San Francisco en la primera ronda de los playoffs, el próximo fin de semana.

En cambio, los Cowboys sufrieron una nueva decepción decembrina, algo que se está convirtiendo en una costumbre en Dallas. Kyle Orton, quien sustituyó a Tony Romo, sometido dos días antes a una cirugía de espalda, vio interceptado uno de sus pases en la serie ofensiva que podía dar la ventaja a los Cowboys al final del encuentro.

Nick Foles lanzó dos pases de anotación, LeSean McCoy aportó 120 yardas con sus acarreos, además de atrapar un envío para otro touchdown, y los Eagles de Filadelfia vencieron 24-22 a los Cowboys para apoderarse del título de la División Este de la Conferencia Nacional.

Los Cowboys (8-8) cayeron ante un rival de la misma división en un partido en que estaba en juego el boleto a la postemporada por tercer año consecutivo.

"Es impensable en realidad para mí, estar sentado aquí tres años seguidos, y este partido nos termina colocando en la marca de .500 y eliminándonos de los playoffs", lamentó el dueño de los Cowboys Jerry Jones.

Filadelfia (10-6) recibirá a Nueva Orleáns el sábado, en el partido de los comodines.

San Diego se metió también a la postemporada en forma dramática. Superó en tiempo extra por 27-24 a unos Chiefs de Kansas City que jugaron principalmente con sus reservistas.

Los Chargers (9-7) ganaron sus últimos cuatro compromisos y, con las derrotas de Miami y Baltimore más temprano, consiguieron el boleto gracias a un gol de campo de 36 yardas por parte de Nick Novak, cuando quedaban 5:30 minutos en la prórroga.

San Diego se quedó así con el sexto puesto de la Conferencia Americana entre los clasificados a los playoffs.

Pittsburgh se hubiera metido a la postemporada si San Diego hubiera caído. Los Steelers quedaron eliminados.

Los Chiefs (11-5) son el quinto clasificado de la Americana y se medirán a los Colts (11-5), que conquistó la División Sur. Indianápolis, que aplastó 30-10 a Jacksonville, se impuso 23-7 en Kansas City el fin de semana pasado.

San Diego viajará a Cincinnati, para medirse a los Bengals (11-5), campeones de la División Norte.

"No hicimos nuestro mejor partido, pero los equipos que llegan a los playoffs encuentran la forma de ganar incluso cuando no dan su mejor actuación, y eso es lo que hicimos hoy", dijo el quarterback Philip Rivers.

Los Ravens, campeones vigentes del Super Bowl, mirarán la próxima edición por la TV. Los Bengals derrotaron a Baltimore por 34-17, y la eliminación de los Ravens (8-8) quedó sentenciada cuando Pittsburgh (8-8) se impuso 20-7 a Cleveland, que más tarde anunció el despido de su entrenador Rob Chudzinski.

"Duele no ir a la postemporada", dijo el corredor de Baltimore Ray Rice. "No estoy acostumbrado a descansar en esta época".

Miami (8-8) sucumbió 20-7 ante los Jets de Nueva York, lo que dio un aliento de vida a Pittsburgh, pero los Chargers fueron quienes se quedaron con el pasaje.

Denver (13-3) es campeón de la División Oeste de la Americana y el equipo que más puntos ha anotado en la historia de la NFL. Se hizo del primer puesto en la conferencia al doblegar 34-14 a Oakland.

Nueva Inglaterra (12-4) se coronó en el Este de la Americana y es el segundo clasificado, con lo que descansará el próximo fin de semana. Los Patriots se impusieron 34-20 a Búfalo.

Carolina (12-4) ganó el Sur de la Nacional y el descanso en la primera ronda, después de imponerse 21-20 a Atlanta. Los Saints (11-5) amarraron el último comodín de la Nacional al arrollar a Tampa Bay por 42-17.

"Ahora podemos dar esta meta por alcanzada", dijo el linebacker de los Panthers Luke Kuechly. "Podemos concentrarnos, tratar de que todos estén saludables y listos".

Antes de la jornada, ya estaban invitados a los playoffs San Francisco, que derrotó 23-20 a Arizona, y Seattle (13-3), que se embolsó el título del Oeste de la Nacional y el primer lugar de la conferencia, gracias a su triunfo por 27-9 sobre San Luis.

Baltimore avanzó a los playoffs en cada una de las primeras cinco campañas con John Harbaugh como entrenador y Joe Flacco como mariscal. Los Ravens ganaron el título del Norte la temporada anterior, antes de vencer a los 49ers en el Super Bowl.

El rey ha muerto. Habrá uno nuevo el 2 de febrero.