Ataques en diversas partes de Irak, incluido un atentado suicida contra soldados y un tiroteo, dejaron 14 muertos el domingo, informaron las autoridades.

El atentado más mortífero del día ocurrió en la norteña ciudad de Mosul, donde un agresor suicida detonó sus explosivos junto a una patrulla del ejército y mató a cuatro oficiales y cuatro soldados, dijeron funcionarios. También hirió a nueve soldados y cuatro civiles.

Mosul está 360 kilómetros (225 millas) al noroeste de Bagdad, la capital.

En Bagdad, pistoleros a bordo de un automóvil en marcha dispararon contra un retén de una milicia suní opuesta a al-Qaida en el suburbio occidental de Abu Ghraib, ataque en el que murieron cuatro personas y tres quedaron heridas, dijo un policía.

La milicia suní, conocida como Consejo del Despertar, fue formada por las tropas estadounidenses durante la etapa más intensa de la violencia sectaria. La rama local de al-Qaida y otros grupos extremistas la consideran un grupo traidor.

Mientras tanto, una bomba en un mercado al aire libre en el barrio capitalino de Jihad provocó la muerte de dos civiles y que ocho quedaran heridos, dijo el policía.

Autoridades médicas confirmaron la cifra de víctimas en todos los ataques. Todos los funcionarios hablaron a condición de preservar el anonimato porque no están autorizados a revelar la información.

Las milicias antigubernamentales han incrementado sus ataques en Irak en los últimos meses, elevando la violencia a niveles no registrados desde el 2008, cuando los asesinatos sectarios pusieron al país al borde de una guerra civil.

Los ataques del domingo colocaron el total de muertos este mes en 490, de acuerdo con un conteo de The Associated Press. Las Naciones Unidas estiman que más de 8.000 personas han fallecido desde que comenzó el año, a medida que los insurgentes tratan de minar los esfuerzos del gobierno para mantener la seguridad.

___

El periodista de The Associated Press Qassim Abdul-Zahra contribuyó a este despacho.