Nicolas Anelka, goleador del club West Bromwich Albion, fue criticado el sábado por una ministra del gobierno de Francia y por grupos judíos, luego de celebrar un gol en la Liga Premier inglesa con un gesto considerado antisemita.

Después de anotar el sábado el primero de sus dos goles en el empate a 3-3 ante el West Ham como visitantes, Anelka realizó un saludo utilizado por el comediante francés Dieudonne M'bala M'bala.

Conocido ampliamente en Francia como "la quenelle" (la croqueta), el gesto consiste en colocar un brazo extendido hacia abajo mientras se toca el hombro con la mano opuesta. Muchos lo consideran un saludo nazi a la inversa.

Keith Downing, técnico del West Brom, dijo que el ex jugador de la selección francesa quedó "totalmente sorprendido" por la reacción ante el gesto.

"Está dedicada a un comediante francés a quien conoce muy, muy bien", dijo Downing respecto a la celebración de Anelka. "Él la utiliza en su acto y pienso que debe frenarse ahora la conjetura (de que es antisemita), es realmente una tontería absoluta".

Anelka "absolutamente totalmente cuáles fueron los problemas o la conjetura que ha surgido".

Sin embargo, Valerie Fourneyron, ministra de Deportes de Francia, dijo en Twitter: "El gesto de Anelka es una provocación ofensiva, detestable. No hay cabida en la cancha de fútbol para el antisemitismo o la incitación al odio".

El doctor Moshe Kantor, presidente del Congreso Judío Europeo, dijo que era "repugnante que un jugador tan conocido hiciera un gesto tan abusivo y detestable frente a decenas de miles de espectadores".

"Este saludo es meramente un saludo nazi menos conocido y esperamos el mismo tipo de castigo emitido por las autoridades como si Anelka hubiera realizado el infame saludo con el brazo extendido al frente", señaló.

"Este saludo fue creado por un muy conocido y acérrimo antisemita, quien ha desplegado su odio a los judíos, se ha burlado del Holocausto y del sufrimiento judío".

La Asociación Inglesa de Fútbol dijo que analizaba el incidente.