Cuba facilitará las reglas para préstamos a pequeños negocios privados en un intento de impulsar al naciente sector de pequeñas empresas.

Las nuevas reglas fueron publicadas esta semana en la gaceta oficial del país y dadas a conocer por los medios oficiales el sábado. Éstas permiten que pequeños empresarios reciban préstamos de 1.000 pesos, equivalentes a 41 dólares, menos de una tercera parte del mínimo que existía antes.

El plaza de pago no puede ser mayor a 10 años pero los presidentes de los bancos pueden extender el periodo en ciertos casos.

A principios de este año se permitió a los cubanos usar propiedades personales, como bienes raíces y joyería, como garantía para recibir préstamos.

El número de ciudadanos que trabaja por su cuenta no ha aumentado en los dos últimos años y se mantiene en 444.000, equivalente al 9% de la fuerza de trabajo.