Manchester City derrotó el sábado 1-0 a Crystal Palace y trepó provisionalmente a la cima de la liga Premier, mientras que Manchester United ganó a Norwich por el mismo marcador y se mantuvo en carrera por el título.

Los gigantes de Manchester usaron a varios suplentes al jugar por segunda vez en tres días, y ambos tuvieron actuaciones incoloras que fueron redimidas por goles en el segundo tiempo.

Edin Dzeko anotó a los 66 minutos en la victoria del City, que ha marcado en cada partido en su estadio en más de tres años, una racha de 60 partidos.

El City quedó con dos puntos de ventaja sobre Arsenal, que enfrenta el domingo a Newcastle.

Danny Welbeck marcó por United a los 57 minutos, para sellar la cuarta victoria consecutiva de los campeones del fútbol inglés, que no contaron con Wayne Rooney por una lesión.

Hull aplastó 6-0 a Fulham y West Ham empató 3-3 con West Bromwich Albion. Aston Villa igualó 1-1 con Swansea, y Cardiff, que el viernes despidió a su técnico Malky Mackay, empató 2-2 con Sunderland.

El City ganó por décima ocasión en 10 partidos esta temporada en su estadio Etihad, aunque la victoria no fue un trámite. El técnico chileno Manuel Pellegrini cambió a seis jugadores del plantel que venció el jueves 2-1 a Liverpool, y fue evidente la falta de química.

Dzeko definió un pase de Jesús Navas para asegurar los tres puntos, antes un Palace que ha mejorado bastante desde que Tony Pulis fue nombrado timonel en noviembre.

"Fue un partido difícil, quizás el más difícil que hemos tenido esta temporada en nuestro estadio por la liga Premier", comentó Dzeko, quien marcó su 50mo gol con el City. "Fue el último partido de 2013, y queríamos terminar (el año) con un triunfo".

El portero del City, Joe Hart, jugó con un tajo debajo del ojo izquierdo después de chocar con el delantero del Palace, Cameron Jerome, en el primer tiempo. De todas formas, el arquero realizó varias atajadas importantes para conservar el récord perfecto de los Citizens en su feudo.

"Creo que el equipo que quiera ganar el título debe usar distintos rostros", señaló Pellegrini, cuyo club está invicto en sus 11 últimos compromisos en todas las competencias.

United no contó con Rooney ni Robin van Persie por primera vez esta campaña, y el timonel David Moyes arrancó con Danny Welbeck en la banca, en el tercer partido del club en ocho días.

La entrada de Welbeck después del entretiempo energizó al plantel y aprovechó que un balón despejado por Ryan Bennett para superar al guardameta John Ruddy.

"Cambió el partido cuando entró", apuntó Moyes. "Está jugando muy bien, y necesitábamos que todos aportaran goles por las ausencias de Wayne Rooney y Robin van Persie".

United quedó por ahora en el sexto puesto en la tabla, a dos unidades de los cuatro primeros.