El presidente del banco central de Alemania está presionando a varios países europeos a mantener las reformas económicas y expresó preocupación de que las tasas de interés bajas a largo plazo pudieran llevar a los políticos a contemplar la idea de desviarse del camino.

El diario alemán Bild atribuyó a Jens Weidmann, presidente del Bundesbank y miembro del directorio del Banco Central Europeo, haber dicho que los mercados financieros se han calmado pero que "la crisis puede resurgir de nuevo", y agregó que Europa necesita "resistencia y una voluntad fuerte" para mantener las reformas.

El Banco Central Europeo ha reducido su principal tasa de interés a una cota mínima récord de 0,25% y puede tomar medidas adicionales en medio de una economía débil y baja inflación. Weidmann, conocido por sus posiciones antiinflacionarias, dijo que las bajas tasas de interés están justificadas pero advirtió que "esa baja presión no puede ser una razón para modificar la política monetaria a voluntad".