Decenas de miles de personas aplaudieron el sábado cuando un activista contra la corrupción que dirige un nuevo partido político prometió eliminar ese mal de la política cuando asumió como ministro jefe de la capital india.

Aam Aadmi, el Partido del Hombre Común, ganó 28 de los 70 escaños de la Asamblea de Nueva Delhi en unas elecciones celebradas en diciembre, lo que allanó el camino para que su líder, Arvind Kejriwal, asumiera el cargo. Kejriwal, un antiguo empleado público, basó su campaña en eliminar la corrupción y la eficiencia en el gobierno de la capital.

El Partido del Congreso, que ha gobernado Nueva Delhi tres períodos antes que el nuevo partido de Kejriwal lo derrotara en los comicios, ha apoyado a la nueva organización política.

El sábado, una gran cantidad de partidarios y curiosos abarrotaron el parque Ramlila Maidan en la capital para observar a Kejriwal y a otros seis ministros tomar el mando del gobierno de la capital.

El éxito del nuevo partido se basa en haberse concentrado en eliminar la corrupción que plaga todos los niveles del gobierno, desde altos funcionarios y ministros, hasta burócratas de bajo nivel que exigen sobornos a cambio de servicios básicos.

El símbolo del partido --una escoba-- y su promesa de eliminar la corrupción en la administración, llegó a los habitantes de Nueva Delhi, hartos de políticos venales, una inflación desmedida y la reducción del crecimiento económico. Se ha culpado al Partido del Congreso de la amplia corrupción.

Kejriwal, de 45 años, viajó a la ceremonia en el metro y mantuvo su promesa de poner fin a la tristemente célebre cultura de privilegios de los funcionarios municipales. Los políticos de la capital se han ganado la ira del pueblo con el uso de sirenas y luces rojas en sus vehículos, que les permiten transitar libremente por el denso tráfico.

Al dirigirse a la multitud después de jurar el cargo, Kejriwal dijo que el éxito de la organización política, fundada hace un año, en las elecciones se debe a que la gente está harta de la corrupción.

"Esta es una gran victoria para el pueblo de Delhi", dijo Kejriwal, lo que provocó fuertes aplausos. "El pueblo de Delhi ha mostrado que las elecciones se pueden ganar con honestidad".