Dos chitas del Zoológico Nacional del Smithsonian en Washington se tropezaron inesperadamente con un venado, y pasó lo que tenía que pasar.

Funcionarios de la instalación dicen que dos chitas mataron un venado cuando aparentemente entró a la zona de las felinas el viernes. Una portavoz del zoológico dijo que fue "una reacción normal y esperada" de los carnívoros.

El zoo dice que el cuidador escuchó ruidos provenientes de la zona de las chitas poco antes del mediodía y encontró los restos del venado junto a las chitas Carmelita y Justin, que son hermanos.

Los médicos estudiaron los restos del venado para asegurar que no sufriera de ninguna enfermedad.

Nadie vio al venado entrar a la zona de las chitas.

En el Parque Rock Creek, que rodea el zoo, hay muchos venados. El Servicio Nacional de Parques ha usado personal experto para controlar la población de venados.