Bach: No se debe sospechar de todos los atletas

Thomas Bach, uno de los candidatos a la presidencia del COI, dijo que es un "veneno" permitir que el dopaje de algunos competidores provoque dudas sobre los logros de todos los atletas.

El dirigente alemán advirtió el miércoles que es un error sospechar de todos los atletas que competirán el próximo mes en el mundial de atletismo en Moscú, a raíz de los recientes dopajes de los velocistas Tyson Gay, Asafa Powell y Sherone Simpson.

"Eso sería injusto", dijo Bach. "Es un veneno que un resultado positivo provoque la sospecha de dopaje (generalizado). Es mucho peor... por eso siempre tenemos que tener claro por quién peleamos en esta lucha contra el dopaje, por los atletas limpios".

Bach, uno de los vicepresidentes del COI, es candidato para reemplazar a Jacques Rogge, quien deja el cargo después de 12 años como mandamás del movimiento olímpico. El sucesor del belga será elegido el 10 de septiembre en la asamblea general del organismo en Buenos Aires.

El puertorriqueño Richard Carrión, el ucraniano Sergei Bubka, el suizo Denis Oswald, el taiwanés C.K. Wu y Ng Ser Miang, de Singapur, son los otros candidatos a la presidencia.

"Quiero devolverle algo al deporte. Crecí con el deporte", afirmó Bach, quien trabaja como abogado y preside la Confederación Alemana de Deportes Olímpicos desde 2006. "Soy un deportista. Voy a competir y quiero ganar. Estoy bien preparado para la final".

Bach indicó que continuará los esfuerzos de Rogge para combatir la corrupción, promover los derechos humanos y mejorar la relación con la policía internacional y organismos como la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

"La lucha contra el dopaje nunca terminará", señaló. "Nunca llegaremos al punto en el que tengamos un estadio sin casos de dopaje. Dondequiera que haya gente compitiendo, habrá algunos que traten de sacar ventaja. Pasa lo mismo en la sociedad".

Bach indicó que favorece aumentar de dos a cuatro años las suspensiones por un primer positivo serio de dopaje.