El base del Thunder de Oklahoma City, Russell Westbrook, se sometió el viernes a una cirugía artroscópica en una rodilla y quedará fuera de acción hasta después de la pausa del Juego de Estrellas de la NBA, informó el equipo.

Westbrook se perderá al menos 27 partidos.

"Lo vamos a echar de menos", dijo el entrenador Scott Brooks antes del partido del viernes contra los Bobcats de Charlotte. "Obviamente somos un muy buen equipo con él, y sin él todavía seremos un muy buen equipo".

Oklahoma City venció a Charlotte 89-85 el viernes.

El gerente general Sam Presti dijo en un comunicado que Westbrook no ha tenido dolor al jugar, pero que "recientemente había experimentado una mayor inflamación" en la rodilla derecha.

Presti dijo que el equipo consultó con un cirujano de Los Angeles y que con una tomografía se determinó que había "algo inquietante que no existía previamente ni era detectable en procedimientos previos, y que era necesario hacerle más estudios a Russell".

"Sabemos que el esfuerzo y el compromiso de Russell lo ayudarán a regresar al nivel de juego que todos apreciamos", dijo Presti.

Los problemas de rodilla de Westbrook comenzaron en abril, cuando se desgarró los meniscos en el segundo partido de los playoffs de la Conferencia Oeste, lo que lo dejó fuera del resto de la postemporada y casi acabó con las posibilidades de Oklahoma City de pasar a la serie final de la NBA.

Tuvo una segunda cirugía artroscópica cuando el Thunder se preparaba para la pretemporada después de presentar inflamación en la rodilla. Pero Westbrook se perdió solo dos partidos de temporada regular antes de volver a la cancha.

Westbrook, quien lleva cinco temporadas en la NBA, promedia 21,3 puntos, siete asistencias y seis rebotes con el Thunder. Y en su último partido, en Navidad, no parecía adolorido, pues terminó con 14 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias en la aplastante victoria por 123-94 sobre los Knicks de Nueva York.