La lista de lo mejor de Broadway en 2013 está llena de pesos pesados: hay niños rebeldes, obras clásicas y acróbatas de circo. Dos caballeros interpretando a dos payasos y muchos travestis, así como una obra uni-personal que de algún modo también incluye a Barbra Streisand. Incluso hay una que nunca llegó al teatro y que se merece un aplauso. A continuación la lista de las 10 mejores de año:

1. "The Glass Menagerie" ("El zoo de cristal"): Hay magia de principio a fin en esta nueva producción de la gran obra de Tennessee Williams sobre el arrepentimiento, protagonizada magistralmente por Cherry Jones y Zachary Quinto en un papel revelador. Es evocadora, a veces surrealista y orgánica de un modo sublime; el paquete perfecto para una obra sobre recuerdos perdidos y borrados.

2. "Pippin": La reposición del musical de Stephen Schwartz de la directora Diane Paulus tiene mucho destello, muchas piruetas y hace sentir que cada centavo del alto costo del boleto lo vale, ya que no se trata sólo de un musical sino de una visita al circo. Hay malabaristas, acróbatas en trampolines, lanzadores de cuchillos y contorsionistas, así como danza al estilo Bob Fosse y grandes actuaciones.

3. "Matilda": Una gran escenografía, coreografía y canciones hacen que esta obra traída de Gran Bretaña algo difícil de resistir. La música y letras de Tim Minchin son pegajosas, especialmente "Miracle", "Telly", "When I Grow Up" y "The Smell of Rebellion", y todo el espectáculo recuerda de manera irresistible lo oscura que puede ser la infancia.

4. "Kinky Boots": El musical ganador del Tony con canciones geniales de Cyndi Lauper y la divertida historia romántica de Harvey Fierstein es descaradamente sentimental, con un mensaje clásico de aceptación. Billy Porter, como el drag queen en el centro de la historia, puede hacer llorar y lo mejor es que seguirá en 2014.

5. "La novicia rebelde": El espectáculo encabezado por Carrie Underwood se presentó sólo en televisión, pero Broadway estuvo en su ADN con el elenco -- Christian Borle, Laura Benanti y Audra McDonald -- y el codirector Rob Ashford. Fue el primer musical presentado en vivo para televisión en más de medio siglo y atrajo la impresionante cantidad de 18,6 millones de espectadores. Vale la pena mencionar que la asistencia total para todos los espectáculos de Broadway la temporada pasada fue de 11,6 millones. Fue una promoción brillante para el teatro en vivo.

6. "The Last Five Years": La reposición del musical de Jason Robert Brown sobre un matrimonio en problemas fue de lo más destacado de la temporada para la Second Stage Theatre. Si te la perdiste busca la versión cinematográfica de próximo estreno, con el astro de "Smash" Jeremy Jordan y Anna Kendrick de "Up in the Air". Es bueno que esta fabulosa obra reciba una segunda ola de atención.

7. Mark Rylance como la seria, noble y enamoradiza Olivia en "Noche de reyes". Rylance, quien comparte sus habilidades para interpretar Shakespeare por primera vez en Broadway, también es la matriarca malvada en "Ricardo III", pero ver cómo su Olivia pierde la razón en la presencia de un joven, que es en realidad una mujer vestida de hombre, es un deleite.

8. Puede que "Esperando a Godot" de Samuel Beckett y "No Man's Land" de Harold Pinter no sean tu tasa doble de té existencial, pero ver a Ian McKellen y Patrick Stewart en su mejor momento hace que estas versiones sean definitivamente obligatorias, a pesar del absurdo y de la angustia. Aplaudirás muy fuerte aunque sigas tratando de comprender qué pasó ahí.

9. "Buyer & Cellar": Michael Urie hace de un actor novato que va a trabajar para Barbra Streisand como cajero de una tienda en un pintoresco centro comercial subterráneo al que no va nadie más que Streisand. En 100 minutos, Urie interpreta más de 30 escenas en las que su personaje libra un tango tenso con una Streisand ficticia. Es conmovedora, linda y divertida. Urie también ayudó a que su espectáculo uni-personal en el circuito off-Broadway lograra lo que pocos pueden: recuperar su inversión.

10. "Macbeth": La actuación de Ethan Hawke puede ser irregular, la incorporación de criaturas que parecen haber sido rechazadas por "Cats" es desafortunada y el uso de tres hombres exagerados en sus papeles de brujas rompe el encanto. Pero no se puede negar que este es el espectáculo mejor parecido de Broadway. Los escenarios de Scott Pask incluyen gigantes losas móviles, un florero con flores que de pronto pierden sus pétalos y un toldo etéreo cubierto de hojas. La impresionante iluminación de Japhy Weideman los convierte a todos en roca y los vestuarios sensuales y atemporales de Catherine Zuber hacen que todos luzcan increíble.

Mención honorífica: "Fun Home", un musical rico, inteligente y conmovedor, adaptado por la dramaturga Lisa Kro y la compositora Jeanine Tesori de las memorias de Alison Bechdel sobre crecer con un padre gay. Este espectáculo en el Public Theater es fresco, íntimo y agradable.

___

Mark Kennedy está en Twitter como http://twitter.com/KennedyTwits