El máximo asesor en asuntos exteriores del líder supremo de Irán pidió el viernes conversaciones independientes directamente con Estados Unidos en medio de las negociaciones multilaterales sobre el programa nuclear iraní.

Las declaraciones de Ali Akbar Velayati apuntan a un respaldo de alto nivel a las políticas del presidente Hasan Ruhani, quien ha sido fuertemente criticado por los radicales debido al acuerdo nuclear que Irán alcanzó con las potencias mundiales el mes pasado y por otros contactos con Estados Unidos.

Velayati dijo que Irán se beneficia al hablar por separado con cada una de las potencias incluidas en el llamado grupo "5+1" --que incluye a Estados Unidos, Rusia, Francia, Gran Bretaña, China y Alemania-- con el que negoció el acuerdo nuclear provisional y con el que todavía trabaja para alcanzar un acuerdo permanente. Cada uno de esos países tiene intereses distintos, dijo en declaraciones en la televisión que también fueron recogidas por la agencia semioficial de noticias Mehr.

"No estamos en el camino correcto si no tenemos conversaciones uno a uno con los seis países", dijo. "Tenemos que hablar con los países por separado. ... Sería un error si unimos a los países en contra de nosotros, ya que existen desavenencias entre ellos sobre diversos asuntos internacionales".

Los radicales han fustigado el acuerdo nuclear, al considerarlo una rendición a la presión occidental, y han criticado a Ruhani por la conversación telefónica que mantuvo con el presidente estadounidense Barack Obama en septiembre, cuando el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, se reunió con su homólogo norteamericano. Los funcionarios estadounidenses también han dicho que Irán y los estadounidenses se reunieron en secreto durante meses antes de forjar el acuerdo nuclear. Bajo el acuerdo, alcanzado en Ginebra, Irán limitará su enriquecimiento de uranio durante seis meses a cambio del alivio de algunas sanciones, en espera de la negociación de un acuerdo permanente.

Expertos de Irán y las potencias mundiales celebrarán una nueva ronda de conversaciones el lunes en Ginebra sobre la aplicación del acuerdo provisional, anunciaron el viernes tanto uno de los negociadores de alto rango de Irán, Abbas Araghchi, como Maja Kocijancic, la portavoz de la jefa de política exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton.

Estados Unidos y sus aliados acusan a Irán de intentar construir un arma nuclear. Irán niega las acusaciones y sostiene que su programa es sólo para fines pacíficos, entre ellos la generación de energía y el desarrollo de tratamientos médicos.