La racha alcista que mostró Wall Street en las últimas seis jornadas se detuvo el viernes, cuando las acciones cerraron prácticamente sin variación en los mercados de valores de Nueva York, tras un intercambio bursátil tranquilo.

Los rendimientos de los bonos, entretanto, siguieron subiendo. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años cerró en 3%, arriba del 2,99% del jueves. El rendimiento no se había intercambiado sistemáticamente por arriba del 3% desde julio de 2011. Se espera que ese incremento signifique un alza en las tasas de interés de las hipotecas y otros tipos de créditos.

El índice industrial Dow Jones cerró con una pérdida mínima, de 1,47 puntos (0,01 en 16.478,41. El índice Standard & Poor's bajó 0,62 de punto (0,03%) a 1.841,40 y el tecnológico Nasdaq perdió 10,59 puntos (0,3%), para quedar en 4.156,59.

Gran parte de Wall Street sigue de vacaciones. El volumen de operaciones ha sido bajo esta semana, y apenas 2.000 millones de acciones cambiaron de manos en la Bolsa de Valores de Nueva York el viernes, más o menos un 40% por debajo del promedio reciente.

No hubo grandes informes económicos o reportes de ganancias empresariales el viernes.

Incluso con la pausa del viernes, el mercado de valores ha estado con ánimo alcista en el final del año. El Dow y el S&P 500 han avanzado hasta ahora un 2,4 y un 2%, respectivamente, en diciembre, cuando solo restan dos días de operaciones antes de que termine el año. Para 2013, el S&P 500 ha subido más o menos 29%, su mejor año desde 1997, y el Dow registra un alza de 25,8%, su mejor año desde 1996.

Las acciones del sector energético estuvieron entre las mayores ganadoras después que los precios del petróleo superaron los 100 dólares el barril por primera vez desde octubre. Las empresas de perforación petrolera en alta mar Transocean y Diamond Offshore subieron un 1,5% cada una. El gigante petrolero Exxon Mobil aumentó un 1%.

Sprint avanzó 83 centavos (8, a 10,79 dólares, tras los informes noticiosos de que Softbank de Japón, que es propietario de Sprint, podría utilizar a la empresa como vehículo para adquirir a su competidor celular T -Mobile.

El rendimiento de los bonos ha aumentado constantemente desde el 18 de diciembre, cuando la Reserva Federal anunció que estaba reduciendo su programa de compra de bonos. Las compras se orientaban a mantener bajas las tasas de interés a largo plazo para fomentar el crédito y la contratación.

"Las tasas de interés están en camino de vuelta a la normalidad después de haber sido suprimidas artificialmente por la Fed", dijo Karyn Cavanaugh, estratega de mercado de ING U.S. Investment Management. Cavanaugh dijo que espera que el rendimiento del bono a 10 años aumente hasta 3,5% para finales de 2014.