Un atacante suicida hizo estallar el viernes un vehículo cargado con explosivos contra una caravana de efectivos internacionales en un distrito oriental en Kabul, acción que dejó tres muertos entre los militares y seis afganos heridos, dijeron las autoridades.

El Talibán se adjudicó de inmediato el ataque, de acuerdo con una declaración del portavoz de este grupo insurgente, Zabiulá Mujahid. La televisión difundió imágenes en las que se veían los restos del vehículo que había estallado en una calle y varios vehículos blindados detenidos en los alrededores.

El atacante arremetió contra la caravana a un kilómetro (poco más de media milla) de distancia de la Base Phoenix de la OTAN, dijo el portavoz de la policía en Kabul, Hashmat Stanakzai, que informó sobre los afganos heridos.

La Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad no facilitó detalles sobre las identidades ni nacionalidades de los tres efectivos que murieron en el ataque.

Doce soldados de la coalición han perdido la vida este mes en Afganistán, de ellos seis soldados estadounidenses que viajaban en un helicóptero que se vino a tierra el 17 de diciembre.

En lo que va del año, 151 soldados de la coalición han muerto en Afganistán, de acuerdo con la cuenta que lleva The Associated Press.