El interés promedio de las hipotecas a tasa fija en Estados Unidos subió esta semana, pero se mantiene baja según los niveles históricos.

La firma de hipotecas Freddie Mac dijo el jueves que la tasa sobre préstamos a 30 años aumentó de 4,47% la semana pasada a 4,48%. El promedio de la tasa fija sobre préstamos a 15 años subió de 3,51% a 3,52%.

Las tasas hipotecarias se incrementaron a 4,6% en agosto ante la expectativa de que la Reserva Federal reduciría un programa de compra de bonos por 85.000 millones de dólares al mes. Esas compras reducen las tasas de las hipotecas y otras a largo plazo, y alienta el crédito y el gasto. El 18 de diciembre, la Fed finalmente decidió que la economía estaba lo suficientemente fuerte para permitir que el programa reduzca su monto en 10.000 millones de dólares.

Las tasas hipotecarias han subido marcadamente del nivel que tenían hace un año, cuando la tasa fija a 30 años estaba en 3,35% y la de 15 años estaba en 2,65%.

El Departamento de Comercio informó el martes que las ventas de casas nuevas bajaron 2,1% en noviembre a un total ajustado por temporada de 464.000 unidades. Pero las vigorosas cifras de los tres meses previos dejaron entrever que la vivienda podría estar recuperándose después de un letargo durante el verano en el hemisferio norte.

La Asociación Nacional de Agentes de Bienes Raíces dijo la semana pasada que el número de personas que compraron casas usadas en noviembre bajó por tercer mes consecutivo. Las tasas más altas y los persistentes efectos del cierre parcial del gobierno en octubre podrían haber reducido las ventas de viviendas.

Sin embargo, el gobierno informó que los constructores iniciaron nuevos proyectos de viviendas con una tasa anual ajustada de 1,09 millones de casas y departamentos en noviembre. Se trata del mayor ritmo que se haya tenido desde febrero del 2008 y tuvo un aumento del 23% respecto a octubre.