Las fuerzas militares del Congo, con respaldo de efectivos de Naciones Unidas, recuperaron un poblado en el este del país que estaba ocupado por un grupo rebelde ugandés, dijo el jueves un vocero del gobierno congolés.

Lambert Mende señaló que el ejército recuperó Kamango el día de Navidad, horas después de que fue tomado por el ADF-NALU, un grupo rebelde fundado en Uganda que está realizando actualmente incursiones en el Congo. Mende agregó que al menos 22 personas murieron en la operación, en su mayoría civiles.

Pilotos sudafricanos pertenecientes a una nueva brigada de la ONU proporcionaron apoyo aéreo, bombardeando posiciones de los rebeldes.

Durante años, el gobierno congolés y fuerzas de paz del organismo internacional parecieron impotentes ante numerosos grupos rebeldes escondidos en el Congo; eso cambió este año con la creación de la brigada de la ONU, la cual tiene un mandato agresivo que permite a sus soldados perseguir a los grupos armados.