Los precios de las acciones volvieron a subir el jueves en la Bolsa de Valores de Nueva York tras una pausa de un día por el feriado de la Navidad y mejoraron lo que ya era un año histórico para el mercado.

Los inversionistas se animaron por un inesperado fuerte descenso en el número de estadounidenses que solicitaron el subsidio por desempleo la semana pasada, un nuevo indicio de mejoría en el mercado laboral de Estados Unidos. Sin embargo el volumen de operaciones fue muy bajo, de casi 1.960 millones de títulos, comparados con el promedio reciente de 3.300 millones, porque la mayoría de los administradores de cartera ya cerraron sus posiciones para este año.

El promedio industrial Dow Jones creció 122,33 puntos (0,8 para cerrar en 16.479,88; el Standard & Poor's 500 avanzó 8,70 unidades (0,5%) para quedar en 1.842,02 y el tecnológico Nasdaq subió 11,76 unidades (0,3%) para quedar en 4.167,18.

Con las ganancias del jueves, el Dow Jones tuvo su 50mo récord máximo este año. El índice ha ganado 25,8% en lo que va de 2013 y está en camino de registrar su mejor año desde 1996. El S&P 500 ha ganado 29,2% este año o 31,3% cuando se incluyan los dividendos, y se encamina a tener su mejor año desde 1997.

Por su parte, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años subió a casi 3%, su nivel más alto desde septiembre. El rendimiento ha subido desde finales de noviembre porque reportes económicos han indicado que la recuperación económica estadounidense está ganando impulso.

"Hay algo positivo en ver que los bonos suban así y es porque es una señal de que la economía se está fortaleciendo", dijo John de Clue, jefe de inversiones en U.S. Bank Wealth Management.

Los economistas también se animaron después de que el Departamento del Trabajo reportara que el número de estadounidenses que solicitó prestaciones por desempleo bajó en 42.000 para quedar en 338.000 la semana pasada, la mayor reducción desde noviembre de 2012. La cifra superó las expectativas.

En tanto, las acciones de T-Mobile subieron 2,3% y las de Twitter 5%.

El precio del petróleo de referencia para entrega en febrero ganó 33 centavos y cerró en 99,55 dólares por barril en la Bolsa de Nueva York. En Londres, el crudo Brent, de referencia internacional, subió 8 centavos para concluir en 111,98 dólares por barril.