Las autoridades del condado de Utah que se habían resistido a emitir las licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo aun después de que un juez anulara una prohibición afirman que las entregarán a todos los solicitantes admisibles.

La decisión se adoptó después de que una corte de apelaciones rechazara una moción que había presentado el estado para aplazar el cumplimiento del fallo del juez federal Robert Shelby.

El oficial del registro del condado de Utah, Bryan Thompson, dijo el jueves en un comunicado que ha recibido las aclaraciones que buscaba sobre el particular.

El condado de Utah era uno de los pocos que se rehusaba a entregar los permisos a las parejas del mismo sexo incluso después de que Shelby dijera en su fallo del viernes que era inconstitucional la prohibición estatal al matrimonio gay.

La oficina del fiscal general de Utah advirtió a otros condados que podrían ser acusados de desacato ante una corte federal si se niegan a emitir las licencias de matrimonio.