ONU: aumentan víctimas civiles en Afganistán

El número de víctimas civiles en Afganistán aumentó en este año debido a que los insurgentes aprovechan el retiro de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos para tratar de recuperar territorio perdido, dijo el miércoles un informe de la ONU.

El número de muertos aumentó 14%, y el de heridos 28%, en comparación con el periodo entre enero y junio del año pasado, dijo en su informe de mitad de año la UNAMA, la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán.

El informe culpó a los insurgentes el 74% de los muertos, mientras que el Talibán se defendió alegando que fueron en su mayoría blancos legítimos porque estaban trabajando para su enemigo, el gobierno respaldado por Occidente.

Las víctimas civiles se habían reducido tras el incremento de 30.000 efectivos que realizó el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Sin embargo, el último informe de UNAMA citó una creciente campaña del Talibán para recuperar el terreno perdido en momentos en que la coalición, que se prepara para completar su retirada a finales de 2014, entrega las responsabilidades de seguridad a un ejército y policía afganos reconstruidos.

La UNAMA dijo que contabilizó 1.319 civiles muertos y 2.533 heridos de enero a junio, en comparación con 1.158 muertes y 1.976 heridos en los primeros seis meses de 2012.

Dijo que la mayoría de las muertes fueron causadas por bombas caseras y minas en las carreteras o sus cercanías. Un 9% fueron atribuidas a las fuerzas de seguridad afganas y a la coalición militar internacional liderada por Estados Unidos, y el 12 % a combates sobre el terreno entre las fuerzas progubernamentales y los insurgentes. El resto o bien no estaban atribuidas o fueron causadas por antiguas cargas explosivas.

Muchos murieron en enfrentamientos sobre el terreno en el este y el sur del país, donde Estados Unidos lanzó su aumento de tropas de 2009 para contrarrestar los avances significativos de los insurgentes.

La reanudación de los combates "presenta un riesgo cada vez mayor para los niños, hombres y mujeres afganos", dijo Georgette Gagnon, director de derechos humanos de la UNAMA.

El informe encontró que 207 civiles murieron y 764 resultaron heridos en enfrentamientos entre las fuerzas afganas y el Talibán, un aumento del 42% con respecto al mismo período del año pasado.

En Washington, la portavoz del Departamento de Estado, Marie Harf, dijo que las fuerzas afganas sufren ahora más víctimas porque están combatiendo más contra los talibanes. Dijo que era "inevitable que las cifras probablemente aumentarán porque están asumiendo muchas más capacidades. Creo que es el 80% de todas las operaciones de seguridad ahora".

La mayoría de las fuerzas extranjeras deben salir este año y ya quedan menos de 100.000 soldados, 66.000 de ellos estadounidenses. Los planes para dejar algunas tropas están a la espera de la firma de un pospuesto acuerdo de seguridad entre Estados Unidos y Afganistán.