El gobierno de China calculó que el crecimiento económico de este año se redujo a 7,6% y advirtió que el país enfrenta presiones para bajar aún más, reportó la agencia oficial de noticias china.

La agencia oficial de noticias Xinhua citó el jueves un reporte del gabinete entregado a la legislatura china que señaló que el crecimiento bajó desde 7,7% en 2012.

Sin embargo, la cifra fue superior al objetivo de 7% del Partido Comunista, publicado en su más reciente plan de desarrollo a cinco años.

El reporte destacó que el crecimiento enfrenta desafíos potenciales que incluyen un entorno global incierto y exceso de capacidad de producción en algunos sectores.

Xu Shaoshi, ministro a cargo de la agencia de planeación del gabinete, fue citado diciendo que el gobierno no puede negar una presión hacia abajo en el crecimiento económico.