Una madre de familia que dijo que fue abruptamente deportada a su nativa Honduras hace tres años, sin tener oportunidad de despedirse de sus hijos, se reunió con su familia en California.

María Chaparro volvió a Turlock este mes y pasará las fiestas de fin de año con su esposo y sus tres hijos, de 13, 15 y 25 años, reportó el diario Modesto Bee (http://bit.ly/Jrw4bA).

Chaparro llegó a Estados Unidos desde Honduras cuando tenía 19 años. Dijo que un hombre que se hizo pasar por abogado migratorio la engañó cuando trató de obtener su residencia permanente y después fue deportada a Honduras, donde tuvo que buscar a sus familiares.

A su esposo César le han dicho que está en un periodo de prueba y que tiene un año para tratar de obtener la residencia permanente.

___

Con información de The Modesto Bee: http://www.modbee.com

___

Producto interactivo: http://hosted.ap.org/interactives/2013/reforma-migratoria/