Después de atravesar por problemas financieros, batallas legales y derrotas en la cancha en años recientes, Liverpool está en la cima de la liga Premier esta temporada y logró un hito en el fútbol inglés.

Con ventaja sobre Arsenal por diferencia de goles, los Reds son punteros de la Premier antes de los partidos del jueves en el tradicional Boxing Day.

"Es una época nostálgica y la gente siempre quiere saber dónde está su equipo en la Navidad", comentó el martes el técnico de Liverpool, Brendan Rodgers. "Es fabuloso para los hinchas, no les voy a negar un sueño".

Los cuatro últimos equipos que fueron líderes en Navidad terminaron coronándose en mayo. El último que no lo hizo fue Liverpool, en la campaña de 2008-09, cuando era dirigido por Rafa Benítez.

Pero la situación ha cambiado mucho desde entonces.

"Fue un período difícil de cuatro o cinco años para este club, y (estar en la cima) probablemente era una idea lejana", señaló Rodgers. "Tienen que disfrutarlo".

Liverpool estaba al borde de la quiebra en 2010, cuando un grupo de inversionistas estadounidenses, encabezados por John Henry, lo rescataron.

De todas formas, los Reds seguían de capa caída, y parecía improbable terminar siquiera entre los cuatro primeros para clasificarse a la liga Premier, y mucho menos ganar su 19no título del fútbol inglés, y primero desde 1990.

Incluso después que Kenny Dalglish fue reemplazado por Rodgers en 2012, la inversión de Henry no parecía estar rindiendo frutos.

La primera temporada de Rodgers al mando culminó en mayo, con Liverpool a 28 puntos del campeón Manchester United, y a 12 unidades del cuarto puesto.

Antes del comienzo de esta temporada, Luis Suárez pidió ser transferido, pero Liverpool rechazó una oferta de Arsenal por el delantero uruguayo. Esa resultó ser una de sus mejores decisiones.

Suárez lleva 19 goles en apenas 12 partidos, luego de perderse las cinco primeras fechas por una suspensión que arrastraba desde la temporada pasada por morder a un oponente. Liverpool tiene cuatro victorias en diciembre, en las que anotó 17 goles.

Tan solo Manchester City, monarca en 2012, puede competir con semejante poder ofensivo, con el ataque más letal del campeonato con 51 goles.

Liverpool visita el jueves a Man City, tercero en la clasificación, y que ha marcado 14 goles al ganar tres de sus cuatro últimos encuentros.

El partido en el estadio Etihad debe servir para tener una mejor idea sobre las credenciales de Liverpool para disputar la corona cuando restan 19 fechas en la temporada.

Arsenal y Chelsea le pisan los talones a Liverpool, mientras que el campeón Manchester United marcha octavo, en la primera temporada de la era post-Alex Ferguson.