En un breve mensaje navideño, el presidente Juan Manuel Santos pidió el martes a los colombianos trabajar desde sus propios hogares y comunidades por la paz del país y abandonar el camino de la violencia.

En una transmisión en cadena nacional por radio y televisión durante cinco minutos desde la casa de gobierno a las 7:00 a.m., el presidente insistió en que la paz "no sólo se construye en los diálogos con la guerrilla. No".

"La paz tenemos que empezar a forjarla dentro de nosotros mismos, en nuestros corazones, en nuestros hogares... Necesitamos perdón y humildad en nuestros corazones para abandonar el camino de la violencia y entrar en la senda de la concordia", añadió.

Para empezar, agregó el mandatario, "que nunca se levante una mano, una mala palabra, una mala intención, entre miembros de una misma familia... Comencemos por ser mejores padres, mejores hijos, mejores hermanos, mejores familiares, y vayamos expandiendo nuestro espíritu de armonía para ser también mejores vecinos y mejores ciudadanos".

"Entonces, queridos colombianos, los invito a que reflexionemos sobre las virtudes del pesebre: la reconciliación y la humildad para perdonar y pedir perdón", destacó Santos, al tiempo que invitó a sus compatriotas a construir la paz desde las familias, desde los barrios y las comunidades.

Desde fines del 2012 el gobierno colombiano adelanta negociaciones de paz en Cuba con las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la guerrilla más grande del país, en busca de acabar con un conflicto armado interno de casi 50 años.