En un mensaje navideño, el presidente palestino Mahmud Abbas se refirió a Jesús como un mensajero de esperanza palestino.

Según autoridades palestinas, Abbas usó el término en un contexto histórico, aplicado a todos los que estuvieron en Tierra Santa en esa época sin importar su religión. Pocos académicos rechazan que Jesús haya sido criado como judío.

Las declaraciones de Abbas, enviadas en un correo electrónico el lunes, parecían parte de un intento por alcanzar la opinión pública mundial y fortalecer los lazos entre las versiones de la historia palestina y la cristiana.

Abbas dijo que Jesús fue un "mensajero palestino que se convertiría en una luz que guiaría a millones".

La mayoría de los palestinos, incluyendo a Abbas, son musulmanes, pero el presidente y su predecesor Yasser Arafat han pedido la unidad entre los palestinos cristianos y los musulmanes.

Belén, considerado como el lugar donde nació Jesús, es en la actualidad una ciudad palestina en Cisjordania.