EEUU se habría debilitado en el segundo trimestre

Un reporte que se difundirá el miércoles muy probablemente mostrará que la economía de Estados Unidos apenas creció de abril a junio. Pero los economistas creen que el débil segundo trimestre es una pausa temporal que abre camino a un mayor crecimiento en la segunda mitad del año.

Los mayores incrementos y recortes más importantes en el gasto del gobierno probablemente hicieron su peor daño a la economía en el segundo trimestre. A medida que se disipa su impacto, las sólidas ganancias en empleos, un mayor gasto de las empresas y una constante recuperación en la vivienda podrían acelerar el crecimiento.

Los economistas prevén que el crecimiento se desaceleró en el periodo abril-junio a una tasa anual ajustada por temporalidad de apenas 1%, de acuerdo con un sondeo de FactSet. Esto es menor al ya lento ritmo de 1,8% en el trimestre enero-marzo.

El Departamento de Comercio dará a conocer el primer estimado de crecimiento del Producto Interno Bruto para el segundo trimestre el miércoles a las 1230 GMT. El PIB es la más amplia medida de producción de bienes y servicios, e incluye de todo, desde manicura hasta la maquinaria industrial.

La mayoría de los economistas dicen que el crecimiento está comenzando a repuntar. Y muchos están pronosticando tasas de crecimiento anual de entre 2 y 3% en el tercero y cuarto trimestres.

Pero existen amenazas para el mejor pronóstico. El desempleo sigue siendo elevado en 7,6%, lo que limita el gasto del consumidor. Y las luchas presupuestarias en Washington podrían ocasionar una parálisis del gobierno a finales de año, lo que podría interrumpir la actividad económica.

Sin embargo, también hay datos alentadores.

La construcción, ventas y precios de las viviendas han subido desde comienzos del año pasado. En general, las contrataciones se han acelerado este año. Las empresas han creado en promedio 202.000 empleos por mes de enero a junio de este año, comparado con 180.000 del semestre anterior.