El canciller Alfredo Moreno dijo el lunes que sólo hay que esperar el fallo de la Corte Internacional de Justicia, de La Haya, sobre el límite marítimo con Perú e implementarlo, mientras con Bolivia, que también demandó a los chilenos ante la misma corte, "Chile no tiene obligación alguna".

Moreno aludió a los temas limítrofes con sus vecinos del norte al realizar un balance de las gestiones de la Cancillería durante el último año.

La corte emitirá su fallo, inapelable, sobre la demanda peruana contra Chile el 27 de enero de 2014, a las 11.00 horas, 14.00 GMT, en su sede de La Haya.

Perú demandó a Chile en enero de 2008 y pidió a la corte que fijara los límites marítimos en el norte, desconociendo los que había respetado durante medio siglo, basados en tratados internacionales que para Lima son sólo acuerdos pesqueros.

Chile afirma que los límites están fijados mediante un paralelo, mientras Perú dice que no existen y exige que se utilice una línea perpendicular para establecerlos. Si la corte de La Haya acepta los argumentos peruanos, este país perdería más de 30.000 kilómetros cuadrados de una rica zona pesquera.

Moreno añadió que durante todo el proceso ambos países se han preparado para "reanudar todas aquellas cosas que en un primer momento habían sido suspendidas", como las reuniones de cancilleres y Ministros de Defensa y las sesiones del Consejo de Integración Social.

Dijo que el país se ha preocupado de "el momento en que vamos a tener que enfrentar el fallo y ver el cumplimiento del fallo", y de la relación futura.

Los gobiernos de ambas naciones han prometido públicamente que acatarán el fallo, sea cual sea.

Bolivia también demandó a Chile ante la corte de La Haya y le pidió que obligue a Santiago a negociar de "buena fe" con ellos para que La Paz obtenga un corredor soberano al océano Pacífico. "Chile no tiene obligación alguna sobre este tema", aseveró Moreno.

"No hay oferta alguna...Chile no tiene obligación alguna que esté pendiente de realizar", añadió.

Chile nombró a su representante en la corte y espera conocer en abril de 2014 la memoria, es decir, la demanda, la que podrá responder por escrito hasta febrero de 2015.

Bolivia perdió su acceso al Pacífico en una guerra con Chile entre 1879-1883, y el Tratado de Límites de 1904 fijó los actuales límites que, para Chile son inamovibles. El mismo tratado establece que Chile debe facilitar al vecino país sus puertos para que saque sus mercaderías por el Pacífico, para lo cual Bolivia usa los puertos chilenos del norte.

"La conversación con Bolivia es para buscar aquellas cosas en que los dos países puedan progresar, puedan obtener beneficio mutuo, y no incluye la soberanía chilena. Esto fue dicho pública y privadamente. Decir otra cosa se aleja absolutamente de la verdad", puntualizó el canciller Moreno.

Y aunque el canciller Moreno seguirá en su cargo máximo hasta el 11 de marzo próximo, cuando asume la presidenta electa Michelle Bachelet, que designará a su propio Ministro de Relaciones Exteriores, Chile siempre ha llevado sus relaciones con los países limítrofes como políticas de Estado y no de gobierno.